Actualizado 29/07/2016 15:39:38 +00:00 CET

CRUE confía en que las universidades no harán pruebas de acceso adicionales a la 'reválida' de Bachillerato

Ultima PAU Selectividad en la UR
UR

Espera que Cataluña aplique este sistema el curso que viene

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de CRUE Universidades Españolas, Segundo Píriz, confía en que las universidades no harán pruebas de acceso propias y adicionales a la evaluación final de Bachillerato de la LOMCE, para "no romper el llamado 'distrito único'", que permite, como hasta ahora, que los alumnos que la superen puedan matricularse en cualquiera de los campus españoles.

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes 29 de julio el decreto que regula la evaluación final de Bachillerato, que sustituye a partir del curso que viene a la Selectividad y que finalmente mantendrá un sistema de acceso similar al anterior, tras el acuerdo entre el Ministerio de Educación y CRUE, la organización que representa a 50 universidades públicas y 26 privadas.

"Las pruebas de acceso a la universidad serán muy parecidas a las PAU", celebra el presidente de CRUE en una entrevista con Europa Press, en la que subraya que la "inmensa mayoría" de los rectores rechazan sistemas de admisión propios en cada universidad pese a que la LOMCE lo permite. "Defendemos la autonomía universitaria, pero dentro de un orden", apostilla.

Este acuerdo entre con el Ministerio de Educación se produce tras la petición de los dirigentes universitarios de una moratoria para la aplicación de la evaluación del Bachillerato, una opción que les negó el ministro Íñigo Méndez de Vigo. A cambio, se ofreció a negociar una fórmula distinta a las pruebas propias defendidas por el exministro Wert.

"Cambian algunas cosas respecto a la PAU para que sea más homogénea en toda España, pero será muy parecida y cada comunidad tendrá la potestad de establecer las preguntas de los exámenes que considere más oportunas", explica el presidente de CRUE.

Preguntado por la decisión de la Generalitat de Cataluña de mantener la Selectividad el curso que viene, Píriz no quiere hacer ninguna valoración al respecto y se limita a decir que "las leyes están para cumplirlas". No obstante, espera que "se imponga el sentido común" y se aplique en todas las comunidades la nueva evaluación.

CARACTERÍSTICAS

En cuanto a las características de las pruebas, desde el Ministerio de Educación aseguran que se mantienen respecto al último borrador presentado en mayo. Así, la duración será de cuatro días --uno más que hasta ahora-- y las comunidades autónomas con lengua cooficial podrán establecer una duración máxima de cinco.

Las preguntas de cada examen finalmente no serán tipo test, como planteó Wert en un principio, sino abiertas y semiabiertas. Las materias de las que se tienen que examinar los estudiantes aumentan y pasan de seis a ocho --cinco asignaturas troncales, dos opcionales y una específica, a elección del alumno--.

La nota final se ponderará como hasta ahora: 60% la media de las calificaciones obtenidas en Bachillerato y 40% la calificación de la 'reválida'.