Publicado 18/06/2018 20:02CET

España registra en 2018 un aumento del 59% en las llegadas de migrantes en situación irregular

Las principales rutas migratorias hacia Europa registran entre enero y mayo una caída del 46% frente al mismo periodo del año anterior

BRUSELAS 18 (EUROPA PRESS)

La ruta migratoria del Mediterráneo Oriental, entre el Norte de África y España, ha registrado en los primeros cinco meses del año un aumento del 59% en el número de personas que utiliza está vía para llegar a Europa, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Según un informe publicado este lunes por la Guardia Europea de Fronteras y Costas --Frontex--, entre enero y mayo llegaron a España un total de 8.200 migrantes en situación irregular, lo que representa un 59% más que en el mismo periodo de 2017, 3.400 de los cuales en el mes de mayo, una cifra tres veces superior a la registrada en abril.

Los migrantes que llegaron a España en ese periodo procedían mayoritariamente de países del África subsahariana como Guinea, Malí y Costa de Marfil, aunque también de países del norte del continente, como Marruecos.

No obstante, el resto de rutas migratorias del mar Mediterráneo han experimentado un descenso en el número de llegadas. Así, en los primeros meses del año llegaron a la UE un total de 43.200 personas, un 46% menos que en el mismo periodo de 2017, mientras que si se tiene en cuenta únicamente mayo, en el que llegaron 12.100 migrantes, el descenso es del 56% respecto a ese mes del año anterior.

El mayor descenso se produjo en el Mediterráneo Central, donde en los primeros meses del año se han reducido las llegadas a Italia en un 77% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta las 13.450 personas. En mayo, tuvo lugar un descenso del 82% en comparación con el mismo mes de 2017. El 37% de los migrantes de esta ruta son de origen tunecino o eritreo.

Por otro lado, las llegadas por mar a Grecia continuaron en descenso --un 40% menos en mayo respecto al mes anterior-- aunque en los primeros meses del año se ha producido un incremento del 90% en los cruces en la frontera terrestre con Turquía, por lo que la cifra de migrantes que llegaron a Grecia se sitúo en 19.800. En esta ruta, la mayoría de migrantes procede de Siria e Irak.

Por último, el informe de Frontex destaca que se ha detectado un aumento de la presión migratoria en los Balcanes Occidentales, y la aparición de nuevas rutas de acceso a Europa a través de Albania, Montenegro y Bosnia-Herzegovina.

Para leer más