Exobispo chileno acusado de abusos: "No es problema mío"

Persona en una iglesia en Chle
REUTERS / IVAN ALVARADO - Archivo
Publicado 08/10/2018 14:43:54CET

SANTIAGO DE CHILE, 8 Oct. (DPA/EP) -

El exobispo chileno Francisco Javier Cox, que vive en Alemania desde 2002, ha indicado que no son problema suyo las acusaciones de abuso sexual en su contra en Chile y Alemania, una de las cuales al menos está siendo investigada por el Vaticano.

"Eso no es problema mío en estos momentos", ha afirmado Cox al ser consultado por las acusaciones en su contra por supuestos casos de abusos, en un reportaje emitido este domingo por el canal estatal Televisión Nacional de Chile (TVN).

Cox renunció como arzobispo de La Serena, 480 kilómetros al norte de Santiago de Chile, en 1997 "ante comentarios de diversa índole sobre el comportamiento inadecuado con jóvenes", según un comunicado del superior provincial de los Padres de Schoensttat en Chile, Fernando Baeza, publicado la semana pasada.

En 2002 fue trasladado para su retiro en Alemania a un recinto de Schoensttat, congregación a la que pertenece Cox. Sin embargo, el caso del exobispo chileno volvió a salir a la luz con la aparición de una nueva denuncia, que está siendo investigada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el Vaticano.

"A finales del año pasado recibimos una denuncia formal realizada por una persona residente en el extranjero de un hecho ocurrido en Alemania en el año 2004", sostiene el superior general de los Padres de Schoenstatt, Juan Pablo Catoggio, en una declaración por escrito.
Al ser consultado si estaba dispuesto a hablar para TVN, Francisco Javier Cox se negó.

A la denuncia contra Cox por un supuesto caso de abuso cometido en Alemania se suman al menos otras dos acusaciones en Chile presentadas ante la Justicia civil por hechos sucedidos décadas atrás, cuando el religioso estaba en el arzobispado de La Serena.

El caso de Francisco Javier Cox resurge en la Iglesia católica en Chile, golpeada por los escándalos de abusos sexuales cometidos contra menores. El Papa Francisco, en medio de esta crisis, ordenó una investigación de algunos de los casos y le pidió la renuncia a toda la Conferencia Episcopal de Chile. Hasta ahora, el sumo Pontífice ha confirmado la salida de siete de 31 obispos.

Contador