Actualizado 27/01/2021 16:12 CET

El Gobierno se planta frente al negacionismo del Holocausto: "Negar la verdad nos coloca en zona de peligro"

(I-D) La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; y la presidenta del Senado, Pilar Llop, durante el Acto de Estado de Memoria del Holocausto en el Senado.
(I-D) La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; y la presidenta del Senado, Pilar Llop, durante el Acto de Estado de Memoria del Holocausto en el Senado. - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se ha plantado frente al "negacionismo" del Holocausto y ha asegurado el "compromiso firme" del Gobierno con leyes como la ley de Memoria Democrática y la ley de Igualdad de Trato.

"Sí, frente a quienes niegan, combaten y discuten tantas verdades que son tan necesarias para avanzar, ocurrió una masacre en toda línea en Europa contra judíos, gitanos, disidentes, antifascistas españoles, testigos de Jehová, contra aquellos que no cumplían un canon macabro de una definición de la propia humanidad que en sí misma es la antihumanidad", ha subrayado Calvo.

En este sentido, ha precisado que uno de los retos a los que se enfrenta el mundo en la actualidad "se inició negando la tragedia e ignominia que supuso el Holocausto". "Negar la verdad nos coloca en una zona de peligro extraordinario, a nuestra propia existencia, a las convenciones con que somos capaces de convivir y respetarnos", ha precisado.

Así lo ha expresado este miércoles durante su intervención en el Acto de Estado en el Senado en Memoria del Holocausto, para recordar a las víctimas del genocidio que tuvo lugar en Europa a manos de los nazis, que asesinaron a 6 millones de judíos, a cientos de miles de gitanos, a decenas de miles de personas con discapacidad, testigos de Jehová, homosexuales y a miles de republicanos españoles.

Cada 27 de enero se conmemora el Día Internacional en Memoria del Holocausto, coincidiendo con la fecha de la liberación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau, de la que se cumplen ya 76 años.

Tras asegurar que hay actos como este que "no están en la agenda sino en la conciencia" y que este año de la pandemia, la obligación era "aún mayor", la vicepresidenta primera ha manifestado el "compromiso firme" del Gobierno con la defensa en todo momento de "los valores de la convivencia y la democracia".

Esto, según ha añadido, se materializa en las leyes y, por ello, ha puesto de relieve dos normas "de máxima importancia" que se dispone a aprobar el Ejecutivo: la de Memoria Democrática y la de Igualdad de Trato. "No hay más compromiso que las normas que nos damos por procedimiento democrático con la exigencia de su cumplimiento", ha destacado.

Calvo también ha agradecido a los diplomáticos que ayudaron a miles de judíos a escapar del Holocausto, como el español Ángel Sanz Briz. "Fueron sencillamente humanos y valientes", ha ensalzado. Y ha invitado a seguir manteniendo la "memoria viva" de lo que ocurrió porque "la desmemoria es una enfermedad pero el olvido es un delito contra ellos".

NO CAER EN EL OLVIDO

Por su parte, la presidenta del Senado, Pilar Llop, ha insistido en que "no se puede tolerar el negacionismo ni la distorsión del Holocausto" ni tampoco "caer en el olvido", para lo que ha destacado la importancia de transmitir las lecciones aprendidas a las nuevas generaciones.

"Nuestra obligación es permanecer alerta", ha asegurado Llop, al tiempo que ha advertido de que, aunque en la actualidad se cuentan con mejores mecanismos de control, "ninguna sociedad está completamente protegida de la sinrazón".

Por ello, ha subrayado la importancia de defenderse de "fenómenos pseudopolíticos, como el populismo y la polarización que crecen en las sociedades" y que le generan "mucha preocupación".

"El populismo es un río que esconde peligrosas corrientes que recorren Europa. Debemos rechazar contundentemente cualquier movimiento, idea, gesto, expresión xenófoba, racista, supremacista o negacionista de los derechos humanos, y aquellos movimientos o ideas que deslegitiman las instituciones democráticas", ha añadido.

También ha recordado el actual "drama de la crisis humanitaria" de miles de personas que huyen de la guerra, que sufren desplazamientos forzosos y conflictos, y que "merecen que su dignidad, sus derechos y su integración sean respetados por cada Estado".

ENSEÑAR EL HOLOCAUSTO EN LA ESO

En el Acto de Estado ha intervenido asimismo el presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Isaac Benzaquén, quien ha pedido a todas las comunidades autónomas que incluyan la historia del pueblo judío y el Holocausto en el currículo de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) siguiendo el ejemplo de "la Comunidad de Madrid o Aragón".

Este estudio desde la escuela, según ha dicho, es importante ante el "recrudecimiento del antisemitismo". "En Europa siguen asesinando a judíos por el hecho de serlo y los actos antisemitas siguen creciendo", ha advertido.

En el caso de España, ha precisado que los colegios judíos y las sinagogas están protegidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha lamentado que "los cementerios judíos son profanados", como ocurrió recientemente en el de la comunidad judía de Madrid. Si bien, ha indicado que "estos actos execrables son obra de unos pocos fanáticos ajenos al sentir de la inmensa mayoría de la sociedad".

QUE EL PUEBLO GITANO NO SEA SILENCIADO

Por su parte, Henar Corbi ha leído unas palabras del director del Instituto de Cultura Gitana, Diego Luis Fernández, en memoria de "los más de 500.000 gitanos muertos por la barbarie nazi" y ha pedido que "nunca más el pueblo gitano sea silenciado" y que reciba el "reconocimiento que le corresponde" no solo centrado en "aspectos asistenciales".

En recuerdo de los 10.000 republicanos españoles deportados y asesinados en campos de exterminio, ha intervenido la vicepresidenta de Amical Mauthausen y otros campos, Concepción Díaz Berzosa, quien ha alertado de que en la actualidad se observan "algunos de los elementos que produjeron el Holocausto" como los "movimientos neofascistas, partidos de extrema derecha, grupos que proclaman consignas negacionistas a todo y escupen barbaridades en las redes sociales" y que "han conseguido estar presentes en las instituciones políticas". "Estamos ante un viejo espectro", ha avisado.

En el acto, también han estado presentes, entre otros, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, el rabino de Madrid Moshé Bendahan, y el director del Centro Sefarad-Israel, Miguel de Lucas. Durante el mismo, se han encendido seis velas en memoria de las víctimas del Holocausto y se ha escuchado la melodía 'Eli, Eli', de David Zehavi para el poema de Hannah Szenes, y el 'Gelem, Gelem', himno tradicional gitano nacido en los campos de concentración.