La Guardia Civil investiga el entorno de Yeremi para esclarecer su desaparición

Actualizado 16/03/2007 0:01:02 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Mar. (OTR/PRESS) -

La desaparición de Yeremi Vargas sigue sin aclararse desde que se perdiese la pista del pequeño el sábado pasado en la localidad de Vecindario. El delegado del gobierno en Canarias, José Segura, señaló hoy que las investigaciones se dirigen tanto a familia como a amistades, profesores y vecinos. La isla de Gran Canaria permanece consternada por la desaparición del niño, de 7 años. El presidente del Cabildo cree que al pasar los días sin resolverse el caso gana terreno la hipótesis del secuestro.

Casi una semana después, las investigaciones prosiguen pero las conclusiones no avanzan. Desde que desapareciera Yeremi Vargas el pasado sábado en la localidad grancanaria de Vecindario, tanto amigos como autoridades han tratado de encontrar alguna pista que ayude a localizar al menor. El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, comenta que las pesquisas también se dirigen al entorno del niño y su familia, incluyendo amistades, maestros y vecinos. Tenemos "la esperanza de la racionalidad" en encontrar al niño, dice Segura, quien mantiene la intención de que el caso sea resuelto "satisfactoriamente".

Para tratar de dar con el paradero de Yeremi, en la isla se ha desplegado un amplio dispositivo de guardia Civil, Policía Nacional e incluso unidades especializadas procedentes de la Península "expertas en temas de menores y de muy diferente índole que previsiblemente acompañan a este fenómeno". A ellos se añade la presencia del Ejército, representada por la compañía del regimiento 50 con alrededor de cien efectivos.

HIPÓTESIS DE SECUESTRO

El presidente del PP canario y titular del Cabildo de Gran Canaria, José Antonio Soria, subrayó hoy como hipótesis "más aceptada" la del secuestro. Así lo aseguró a preguntas de los periodistas en Madrid en la presentación de un certamen de artes y ciencias canarias. "Toda Canarias" está "consternada", añadió.

Las autoridades consideran improbable que Yeremi haya podido salir de la isla debido al férreo dispositivo de control instalado para evitar que abandonase Gran Canaria. "Desde el primer momento se activaron los controles en los aeropuertos", reiteró José Segura, delegado del Gobierno.

La desaparición de Yeremi se produjo el pasado sábado en torno a las 13.30 horas, cuando se encontraba jugando en una zona cercana a su casa en Los Llanos, Vecindario. La familia llamó al menor a comer, pero al ver que no acudía, comenzó su búsqueda y denunció consecuentemente su desaparición.