Incendios.- Medios aéreos y terrestres trabajan en la extinción de un incendio intencionado en Boca de Huérgano (León)

Actualizado 18/08/2009 15:04:34 CET

BOCA DE HUÉRGANO (LEÓN), 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Efectivos y cuadrillas de los servicios de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) así como tres helicópteros y dos aviones de la Comunidad y del Principado de Asturias trabajan desde ayer en la extinción de un incendio intencionado en la localidad leonesa de Boca de Huérgano.

Según informó la Consejería de Medio Ambiente en un comunicado, el fuego se inició a las 7.35 horas de ayer lunes de manera intencionada y todavía sigue activo. En su extinción trabajan y helicóptero de coordinación y otros dos más de las bases de Sahechores (León) e Ibias (Asturias). Igualmente, llegaron dos aviones anfibios de la base de Matacán (Salamanca).

En cuanto a medios terrestres, están en el lugar un técnico de extinción de incendios, seis agentes medioambientales, una brigada aerotransportada y otra terrestre, una máquina bulldozer, dos autobombas, tres cuadrillas de tierra y efectivos militares.

Del mismo modo, en la localidad de Barrios de Luna, en la misma provincia leonesa, continúa activo un fuego que ya ha quemado 110 hectáreas de matorral. En el lugar, se encuentran trabajando un helicóptero de la base de Camposagrado (León), una brigada helitransportada, una autobomba y otra cuadrilla de tierra.

Las llamas se detectaron en la madrugada del pasado domingo y, según los servicios de extinción comenzaron de manera intencionada.

En la tarde de ayer se dieron por extinguidos varios incendios que se declararon en la provincia leonesa. Tal fue el caso de Noceda, donde las llamas quemaron cuatro hectáreas de un robledal; La Robla, donde se vieron afectadas 40 hectáreas de Pasto; Villadangos del Páramo, con 49,70 hectáreas de pinar quemadas; y Brazuelo, con dos pequeños fuegos que calcinaron poco más de una hectárea de terreno.

En otras provincias, los medios de extinción de incendios tuvieron que trabajar ayer en un incendio originado en la localidad salmantina de San Vicente de la Cabeza en torno a las 12.35 horas y de forma intencionada.

Finalmente, en torno a las 21.30 horas se dieron por extinguidas las llamas, que quemaron 48,60 hectáreas de bosque de encina y jaral. En las tareas tuvieron que trabajar un técnico, cuatro agentes medioambientales, un bulldozer, dos autobombas, otras dos cuadrillas de tierra y técnico de operaciones.