Actualizado 03/06/2007 19:29 CET

Los inmigrantes rescatados por el 'Montfalcó' pasan su primer día en Tarragona "aclimatándose" al lugar y "descansando"

TARRAGONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los 26 inmigrantes rescatados en aguas libias por el pesquero catalán 'Montfalcó' y después trasladados, en alta mar, a un buque de Salvamento Marítimo han pasado su primer día en Tarragona en el centro de acogida de la Cruz Roja con un mediador senegalés, "aclimatándose al entorno" y "descansando", según la coordinadora de la entidad, Ana Sabaté.

Sabaté explicó a Europa Press que los inmigrantes, todos jóvenes de entre 18 y 25 años, "están bien" y "tranquilos", tras pasar su primera noche durmiendo en el centro de acogida, donde aseguró, "están cómodos".

Tras el primer contacto con el equipo de atención social, en el que trabajan el mediador, dos trabajadores sociales y un psicólogo, así como varios voluntarios encargados de la logística, los jóvenes relataron sus primeras impresiones tras el rescate. Todos hablan francés y uno de ellos inglés, aunque el mediador tiene un buen dominio de las lenguas debido a su origen senegalés.

"INCERTIDUMBRE" CARA AL FUTURO

Los inmigrantes están algo "despistados" todavía y sienten "incertidumbre" sobre su futuro. Por ello, los responsables de acogida están tratando de ayudarles, de momento, a conocer su entorno más inmediato.

Acerca del trabajo del mediador, Sabaté explicó que el hecho de que sea senegalés hace que los acogidos lo sientan "muy cercano". "Para ellos es una garantía porque saben que es alguien que les entiende, que sabe lo que sufren", aseveró. Por otra parte, los inmigrantes manifestaron la "seguridad" que les da el hecho de que les haya acogido una entidad como la Cruz Roja.

En cuanto a la atención psicológica, según Sabaté, "todavía es pronto" para comentar resultados, pero lo que se pretende es que puedan "descargarse" explicando la experiencia vivida.

RECIBIRÁN LA VISITA DE ACNUR

En lo que queda de tarde, los inmigrantes aprovecharán para descansar en el centro de acogida. A partir de mañana, los responsables de la Cruz Roja los acompañarán en los trámites administrativos para la solicitud de asilo político. Asimismo, recibirán la visita del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Los inmigrantes seguramente pedirán asilo político pues aseguran proceder de Costa de Marfil, un país en conflicto, aunque según Sabaté, "es posible que tengan diferentes procedencias". Ayer ya se realizó una primera identificación de los 26 jóvenes en una comisaría, puesto que llegaron sin ningún tipo de documentación.

Ayer también se les realizó un primer reconocimiento médico para descartar patologías graves. El estado de salud de todos ellos es "muy bueno", aunque todavía resta hacerles un análisis más profundo la semana que viene.

Sabaté quiso destacar que el buen estado de salud en que se encontraban los rescatados fue debido a la asistencia humanitaria que les brindaron los tripulantes del pesquero 'Montfalcó', que dieron un "ejemplo de humanidad a toda la ciudadanía" cuando les acogieron en su embarcación, diseñada para seis tripulantes, y abandonaron la pesca de atún.

Los 26 inmigrantes permanecerán en el centro de acogida de Cruz Roja de Tarragona hasta que se acepte la solicitud de asilo. Después seguirán con la Cruz Roja, pero deberán trasladarse a un centro especializado en asilo político. Quizás entonces será necesario separarlos, "en función del espacio que tenga cada centro", señaló Sabaté.

UNA SEMANA EN ALTA MAR

Los 26 inmigrantes fueron recogidos el pasado día 25 por el pesquero catalán 'Montfalcó' cuando se encontraban a la deriva en aguas libias. Les proporcionaron agua y alimentos y los acogieron a bordo.

Seis días después, el barco de Salvamento Marítimo 'Clara Campoamor' los recogió en aguas del sur de Sicilia ya que el espacio en el 'Montfalcó' quedaba demasiado reducido. Ayer, poco antes de las 14 horas, el buque atracó en el puerto de Tarragona.