Actualizado 12/04/2013 19:23 CET

Josefa Celda recibe los restos de su padre fusilado en Paterna: "por fin podemos demostrarle que no lo hemos olvidado"

Reconocimiento en Massamagrell a los familiares de fusilados en Paterna
PICASA/GPMH

VALENCIA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los restos de José Celda, fusilado durante la dictadura franquista y enterrado en una fosa común de Paterna (Valencia) en 1940, han sido entregados este viernes a su hija Josefa Celda, después de varios años "luchando" para lograr la exhumación e identificación de su padre. "Por fin podemos demostrarle que no lo hemos olvidado", ha celebrado Josefa.

Junto a ella, las familias de Francisco Fenollosa y Ramón Gandía han recibido también los restos de sus familiares fusilados y enterrados en la parte de arriba de un fosa común de Paterna. Todos ellos con una particularidad, sus familiares se arriesgaron, en complicidad con el enterrador, para meterlos en ataúd con una botella en la que figuraba su nombre.

Después de cuatro años desde que Josefa emprendiera la lucha por recuperar los restos de su padre con el objetivo de llevarlos a descansar junto a su madre, en Massamagrell, es como un "milagro". En este tiempo ha encontrado numerosos "impedimentos" por el camino, ha recordado, "aún estoy agradecida" porque el Ayuntamiento de Paterna, "aunque con impedimentos, ha dado el sí" para la exhumación.

"Estoy contenta por un lado y dolida por otro, porque esto ha sido muy duro y nos trataron tan mal", ha lamentado en declaraciones a Europa Press.

Tanto ella como las familias de Francisco Fenollosa y Ramón Gandía han estado presentes esta mañana en un homenaje que ha tenido lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Massamagrell, de donde eran los fusilados. El acto ha contado con todos los grupos menos con el PP.

Desde el momento en el que se llevaron a su padre, Josefa ha "padecido mucho" confiesa. "Yo tenía 7 añitos y a mis padres cada uno en una cárcel. Soy una superviviente de la posguerra, desde pequeña he tenido que buscarme la vida, no he pisado un colegio. Mi vida ha sido una vida un sacrificio, muy triste".

"La víspera en que mi padre fue fusilado me llevaron a verlo y me dijeron que no llorara delante de él y ya no he podido llorar nunca. No he sido una persona normal porque no lloro a los muertos", ha admitido.

Mañana a las 19.00 horas recibirán un homenaje en la Casa de la Cultura de Massamagrell y esta tarde, Ramón Gandia será enterrado en Massamagrell. El 14 de abril en el cementerio de Paterna, donde los restos de quienes no han sido reclamados volverán a la fosa común.

Así, los restos de Manuel Gimeno, identificado junto a los demás pero a quien no se le conocían familiares, volverán a la fosa, ya que los allegados que se han localizado, han preferido no llevarse sus restos.

"DEUDA HISTÓRICA"

El coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica (GPRMH), Matías Alonso, ha manifestado que la de hoy ha sido "una experiencia muy intensa". "El pueblo ha conseguido un homenaje en el mismo Ayuntamiento, donde algunos fueron concejales" en la época. Con este "reconocimiento", se "cierra una herida y se paga una deuda histórica", ha subrayado.

No obstante, el equipo de gobierno del PP "ha brillado por su ausencia", ha lamentado. En la misma línea, "el Ayuntamiento de Paterna no se ha querido hacer cargo de los restos", que en estos momentos se encuentran bajo la custodia de la Policía Local de Massamagrell.

En cualquier caso, para las familias "empieza una etapa de paz en el espíritu porque sabe ha hecho todo los posible y ha triunfado sobre las adversidades" y han podido demostrar que los suyos "eran una buenas personas y los mataron injustamente", ha concluido.