Lanzan una recogida de firmas para que las familias "y no el Estado" decidan la educación "despolitizada" de sus hijos

Colegio, escuela, aula, primaria, clase, niño, niña, niños, estudiando
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 26/02/2019 12:03:56CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Educatio Servanda ha lanzado la campaña de recogida de firmas 'Libres para elegir' para reclamar a los partidos políticos que sean las familias "y no el Estado" las que decidan las educación de sus hijos. También que "se legisle en favor de una verdadera enseñanza libre y despolitizada". Con ese objetivo, ha creado la web www.libresparaelegir.org

"Actualmente, en España todos los contenidos que nuestros hijos tienen que aprender en las aulas los deciden las diferentes administraciones", expone la fundación, que critica "la manipulación, adoctrinamiento, ideologización y politización de los contenidos educativos, con graves consecuencias en personas tan vulnerables como son la infancia y la adolescencia".

En su propuesta, la campaña 'Libres para elegir' reclama que tanto en los colegios públicos, concertados o privados, "las comunidades educativas tengan derecho a elegir una parte significativa de los contenidos que se imparten en sus centros", y se inicie "un camino sin retorno para la despolitización de la enseñanza".

Para esta fundación, se debe abandonar la "actual oferta educativa, única e impuesta por el Estado" para implantar "una plural y elegida por las familias, de manera que se consiga un modelo educativo dinámico que se traduzca en la mejora continua de la enseñanza".

La Fundación Educatio Servanda es propietaria de los colegios Juan Pablo II. El director del centro concertado de Alcorcón (Madrid), Carlos Martínez, protagonizó una polémica hace tres años por enviar a los padres de alumnos una carta en la que comparaba la ideología que sustenta la Ley LGTB de la Comunidad de Madrid con "el fanatismo terrorista".

La Comunidad de Madrid sancionó con una multa de 1.000 euros al docente, aunque el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 10 de Madrid la anuló posteriormente por entender que estas manifestaciones del docente constituían una sanción leve en el marco del régimen sancionador de la normativa.

Contador

Para leer más