Actualizado 24/03/2007 13:05 CET

Llamazares considera un "chantaje" y una "medida hipócrita" la decisión del PP de no atender convocatorias de Prisa

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, consideró hoy un "chantaje" la decisión del PP de dejar de atender convocatorias de Prisa y apuntó que esta medida es "tremendamente hipócrita" porque los 'populares' no sólo "utilizan" a los medios privados "afines a sus intereses", sino que, además, en el pasado "usaron" los medios públicos "con el único objetivo de servir a sus fines de partido".

En declaraciones a Europa Press, Llamazares señaló que las siglas del Partido Popular (PP) se están convirtiendo en las de un "partido paranoico" dado que, a su juicio, "todo lo que no concuerda con sus deseos y consignas se convierte en una conspiración y en una confabulación permanente contra sus intereses".

Por ello, subrayó que este "chantaje" de los 'populares' a Prisa supone "un nuevo error en los devaneos de confrontación y crispación" a los que, en su opinión, "quiere someter la derecha a la sociedad española".

Pero, además, añadió Llamazares, esta postura es "tremendamente hipócrita" en la medida en que el PP "no sólo utiliza y es utilizado" por los medios privados "afines a sus intereses", sino porque "en el pasado ha demostrado el uso de los medios, instrumentos y presupuestos públicos para utilizarlos en favor de la manipulación informativa con el único objetivo de servir a sus fines de partido". Para el líder de IU, "las actuaciones con los medios y el dinero público de Miguel Angel Rodríguez, anterior portavoz del Gobierno del PP con José María Aznar, son el mejor ejemplo de las vigas que, en materia de información, tiene en sus ojos el propio PP".

En esta línea, Llamazares censuró también que el PP no haya tenido en cuenta "los derechos y la dignidad de los profesionales de los medios y el respeto a su trabajo y la libertad de expresión y opinión de los medios de comunicación".

Por último, destacó que desde IU pueden hacer esta análisis "con la cabeza muy alta" al no tener "ninguna vinculación ni interés con ningún grupo mediático". "Y lo decimos --subrayó-- con la certeza de haber sufrido, a nuestro juicio y en nombre de esa misma libertad de opinión, críticas injustificadas o inciertas".