El mes de Ramadán finaliza este domingo y mañana comenzará la fiesta de Idu al-Fitr

Actualizado 26/07/2016 14:03:18 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los musulmanes celebrarán mañana la fiesta de Idu Al-Fitr o del fin del ayuno después de que este domingo finalice el mes de Ramadán, según ha informado la Comisión Islámica de España.

Concretamente, la CIE ha anunciado a través de un comunicado que este domingo 27 de julio de 2014, es el último día del mes de Ramadán de 1435 y que el lunes 28 de julio de 2014, es el primer día de Shawwal de 1435 y el primer día de la fiesta de Idu Al-Fitr.

El responsable de la Comisión Islámica de España y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), Riay Tatary, aprovecha esta oportunidad para felicitar a todos los musulmanes de España y de todo el mundo e invoca al Altísimo que acepte su ayuno y sus buenas obras en estos días.

Durante este mes, los 1,7 millones de musulmanes que residen en España, excepto los niños, ancianos, embarazadas, parturientas, lactantes, menstruantes y enfermos, han cumplido con el ayuno. Durante este mes, los musulmanes se abstienen de comer, beber, mantener relaciones sexuales, fumar o enfadarse desde el alba (5,17 horas) hasta la puesta del sol (21,33 horas).

RECUERDA LA REVELEACIÓN DEL CORÁN A MAHOMA

El ayuno del mes de Ramadán recuerda la revelación del Corán a través del ángel Gabriel al último profeta, Mahoma (Muhammad), quien lo transmitió al resto de la humanidad. Es uno de los cinco preceptos del Islam, junto a la oración, la limosna, la peregrinación y la profesión de fe.

A lo largo de estos 30 días, los musulmanes se dedican con mayor intensidad a la oración, la ayuda al necesitado y el recogimiento espiritual, rechazando todo conflicto. También acuden a la mezquita a la hora de romper el ayuno, momento en que se ofrece una comida.

"Todos los días hay 200 personas aquí (en la Mezquita de Tetuán), hombres y mujeres rompiendo el ayuno. A mucha gente no la conocemos y se le da la bienvenida. No pedimos el carnet ni la fe. Es algo muy agradable", explicaba a Europa Press el responsable de la Comisión Islámica de España (CIE) y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), Riay Tatary.

Asimismo, durante el mes de Ramadán, los musulmanes tratan de pasar el mayor tiempo posible con sus familias, sobre todo, en el momento de romper el ayuno. Se preparan comidas típicas y los hijos conversan con los padres a la caída del sol.

Por ello consideran tan importante que en estos días los empresarios flexibilicen los horarios para que al llegar el ocaso el creyente pueda estar en su casa. Esta reducción está reglamentada por un acuerdo de cooperación firmado entre el Estado español y la Comisión Islámica de España. En cualquier caso, desde la CIE recomiendan a los trabajadores pedir estas reducciones de jornada con motivo de las festividades musulmanas "con antelación".

La mejor de las noches para los musulmanes durante el Ramadán es 'La noche del Decreto' pues fue durante esta noche cuando Mahoma recibió la primera revelación del Corán. En todo caso, no hay una fecha fija para la celebración de este acontecimiento pero el propio Mahoma instó a los musulmanes a buscarla en los diez últimos días de este mes.

IDU AL-FITR: EL FIN DEL AYUNO

Una vez terminado el mes de Ramadán, llega Idu al Fitr --fiesta del final del ayuno-- que tiene dos momentos cumbre: la oración de la ruptura del ayuno y la entrega a los pobres de una limosna, la Zakat el Fitr, que se entrega en especie o en dinero y es obligatoria para los musulmanes que tengan más alimentos de los que necesiten.

Durante Idu al Fitr, los adultos hacen regalos a los niños, se les viste con ropa nueva y las familias asisten a la mezquita para la primera oración de la mañana. Al salir, acuden al cementerio para recordar a sus parientes fallecidos y por la tarde, visitan a familiares y amigos.

Tatary considera que cada año aumenta el conocimiento de los españoles sobre el mes de Ramadán hasta el punto de que la gente lo considera como "suyo". Por ello, el responsable de la CIE pide a las comunidades islámicas de España que no esperen a que la gente acuda sino que salgan a invitar a los ciudadanos, musulmanes y no musulmanes, a acercarse a la Mezquita.

"Hace falta romper el hielo. Tenemos que buscar lo bonito, lo que nos une, lo que saca de nosotros la humanidad nuestra, y esto no quiere decir que no haya gente mala entre musulmanes y no musulmanes, en todo el mundo pasa igual. Nosotros lo que estamos apoyando positivamente es este acercamiento, esta convivencia plena", subraya.