Miles de españoles irán hoy a imponerse la ceniza, rito que "se está perdiendo" entre los jóvenes, según un experto

Publicado 18/02/2015 8:14:56CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Miles de católicos españoles acudirán este miércoles a sus iglesias para la imposición de la ceniza, un rito que "se está perdiendo entre los jóvenes", según expertos, y que marca el inicio de la Cuaresma.

"Las personas mayores siguen teniendo esa tradición, pero en la gente joven se va perdiendo, no así en los colegios religiosos donde sí se impone la ceniza a niños y adolescentes", ha explicado a Europa Press el profesor de Liturgia y maestro de ceremonias de la Catedral de Pamplona, Juan Antonio Goñi, con motivo del Miércoles de Ceniza.

Además, ha precisado que tampoco da "facilidad" a la gente el hecho de que sea un día de trabajo y ha apuntado otro problema que están teniendo: que no hay curas en todos los pueblos para que presidan esta celebración.

El Miércoles de Ceniza marca el comienzo de la Cuaresma y el símbolo de la imposición en la frente viene de la antigüedad, cuando a aquellos que habían cometido pecados y querían reconciliarse con la Iglesia se les imponía la ceniza.

En todo caso, aunque el periodo que comienza este miércoles es de penitencia, Goñi invita a verlo, "más que como una época masoquista, como una época previa a la Pascua" en la que, al igual que un estudiante se prepara para un examen o un deportista para una prueba, el católico se prepara para celebrar el comienzo de la Pascua.

Precisamente, para ayudar en esta preparación, la Iglesia propone tres elementos: el ayuno --dirigido a uno mismo--, la oración --en relación con Dios-- y la limosna --en relación a los demás--.

Concretamente, sobre el ayuno, Goñi ha explicado, recurriendo a la metáfora del deportista, que al igual que este lleva una dieta especial durante las semanas previas a una competición para mantenerse más activo, el ayuno en la Cuaresma ayuda a que el católico esté más atento.

"Es algo que se está perdiendo", ha señalado el experto en referencia al ayuno de los viernes para subrayar que, en realidad, ayunar no significa no comer nada en todo el día sino "privarse de algo", no solo de comer carne sino también de algo que haga habitualmente cada uno, por ejemplo, de fumar.

Según recoge el Calendario Litúrgico de la Conferencia Episcopal Española, la Cuaresma es "un tiempo de escucha de la Palabra de Dios y de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos".

"El gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal", explica el documento.

La ceniza se bendice e impone después del Evangelio y la homilía. La ceniza procede de los ramos de olivo y de otros árboles bendecidos el año

precedente en el Domingo de Ramos.

Para leer más