Actualizado 23/09/2015 17:26 CET

Una misa presidida por Cañizares precederá a la Vigilia "por la unidad de España"

El cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia.
AVAN/V.GUTIÉRREZ

VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una misa a las 20.00 horas de este viernes, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, precederá a la Vigilia de Oración "por España y su unidad" que ha convocado el purpurado en la Catedral, dos días antes de las elecciones catalanas.

Según ha informado el Arzobispado en un comunicado, la Vigilia convocada por el cardenal Cañizares y su obispo auxiliar, monseñor Esteban Escudero, consistirá en una misa que presidirá el purpurado a las 20.00 horas, y en un tiempo de oración posterior con exposición del Santísimo en el altar mayor de la Catedral.

De acuerdo con la comisión diocesana de Liturgia, concelebrarán con el cardenal en la misa su Obispo auxiliar, "canónigos del cabildo de la Seo y todos aquellos sacerdotes que lo deseen". De igual modo, al término de la eucaristía, quedará expuesto el Santísimo Sacramento y se iniciará un tiempo de oración en el que se rezarán preces inspiradas en la carta pastoral 'Orar por España y su unidad' del Cardenal y su Obispo auxiliar, hecha pública este martes.

La duración prevista de la vigilia de oración es de una hora aproximadamente, según las mismas fuentes. Al mismo tiempo, el Arzobispado de Valencia, a través de su web www.archivalencia.org, ofrecerá también propuestas basadas en la carta "para ser utilizadas en las misas que se oficien en la diócesis durante un mes".

En su carta, el Cardenal Arzobispo de Valencia y su Obispo auxiliar piden que "durante un mes al menos se introduzcan preces especiales en la oración de los fieles en la Santa Misa con esta intención, para que sea una oración incesante, constante, que llegue a Dios".

Igualmente, llaman a convocar jornadas de oración "en esta misma semana en que nos encontramos, en todas las parroquias y comunidades, colegios diocesanos y escuelas católicas, y en las universidades de la Iglesia".

En la carta pastoral se refieren a las elecciones catalanas y señalan que "ante la premura de lo que nos concierne, ante la gravedad y lo decisivo de la situación que atravesamos", no hay "ninguna justificación moral" para la secesión.