La monja del milagro de la futura santa española Nazaria: "Tras el derrame, el neurólogo dijo que no volvería a hablar"

[Gruposociedad] Monja Milagro Corregida
EUROPA PRESS
Actualizado 08/10/2018 13:58:38 CET

La madre Nazaria, fundadora de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, será canonizada el próximo domingo por el Papa Francisco

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

María Victoria Azuara es la religiosa española de 91 años sobre quien se obró el milagro aprobado por la Iglesia que permitirá la canonización el próximo domingo 14 de octubre en Roma de la fundadora de la congregación de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, la madre Nazaria Ignacia March Mesa, una religiosa que se dedicó a los pobres. Azuara ha explicado este lunes en Madrid cómo a los pocos días de sufrir un derrame cerebral y después de que el médico le dijera que no volvería a hablar, comenzó a construir frases con total naturalidad.

"El neurólogo vio las placas y dijo: 'Con estas placas usted no puede hablar'. Y yo le dije: 'Pues estoy hablando'. Y me contestó: 'Esto no es de hombres, es de Dios'. Y yo añadí: 'De Dios y de mi madre fundadora'", ha explicado Azuara este lunes 8 de octubre durante una rueda de prensa en el Colegio Mayor Mara, en Madrid.

El suceso ocurrió en Bolivia el 13 de octubre de 2010, cuando la hermana Azuara sufrió un derrame cerebral y perdió el habla por completo. Tras ser trasladada a Cochabamba, ingresó en una clínica donde el neurólogo dio un pronóstico "pésimo". Las hermanas de la congregación rezaron a su fundadora, la madre Nazaria, por su curación.

La religiosa permaneció en observación en la clínica aunque sin recibir ningún tratamiento hasta el 18 de octubre, fecha en la que fue llevada a casa sin poder construir frases conexas. Unos días después, la hermana Azuara se encontraba en un desayuno con las demás religiosas y solo recuerda que de pronto, como "una cosa tan natural", preguntó a sus hermanas: 'Por favor, ¿me alcanzan la mantequilla?'.

El médico que la atendía, el Doctor Quiroga encargó una resonancia que se efectuó el 9 de noviembre, cuando Azuara hablaba casi con total normalidad. Cuando el neurólogo observó las placas aseguró que con esos resultados no se podía "concebir" que la religiosa pudiese estar hablando.

EL PAPA: "POR AQUÍ HA TACONEADO UNA SANTA"

La madre Nazaria, que será canonizada el próximo domingo, era amiga del Papa Francisco y su vinculación venía de la labor que realizaba la congregación en las Villas Miseria de Buenos Aires, donde también acudía Bergoglio. La superiora general de las Misioneras Cruzadas de la Iglesia, la madre Daniela Pérez, ha recordado que cuando el entonces arzobispo de Buenos Aires visitaba su comunidad decía: "Por aquí ha taconeado una santa".

"Francisco es nuestro Papa", ha asegurado Pérez. "Cuando oímos muchas veces al Papa, nos parece que oímos a nuestra madre fundadora. De hecho, cuando Francisco dice 'salir a las periferias', nosotras escuchamos el 'bajar a la calle' que nos pedía Nazaria", ha afirmado. Ahora, la congregación vive como "un regalo del Santo Padre" la subida a los altares de Nazaria Ignacia, la "santa obrera", como se refieren a ella.

Pérez ha destacado de la futura santa su dedicación por los pobres, algo que se refleja en obras como 'La olla del pobre', un modelo de comedor social que puso en marcha en 1931 en Bolivia; y por la promoción de la mujer. "Para ella fue fundamental elevar la dignidad del pueblo y, sobre todo, elevar la dignidad de la mujer", ha enfatizado.

400 RELIGIOSAS EN 21 PAÍSES DEL MUNDO

Las Misioneras Cruzadas de la Iglesia cuentan hoy con 70 comunidades, en 21 países de los cuatro continentes. A las casi 400 religiosas se unen las misioneras seglares de la Iglesia, que viven su consagración en la vida ordinaria, además de los laicos que forman la Familia Extensiva Nazaria Ignacia (FENI).

Siguiendo el llamado de la fundadora, no trabajan en un solo campo y responden a las necesidades de cada lugar donde se encuentran. Así, atienden el campo educativo, sanitario, la promoción de la mujer, la ayuda a los necesitados y a los migrantes.

La madre Nazaria Ignacia, nacida en Madrid en 1889, subirá a los altares el próximo domingo 14 de octubre en una ceremonia de canonización presidida por el Papa Francisco en Roma, en la que también serán proclamados santos Pablo VI y al cardenal salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, y que tendrá lugar en el marco del Sínodo de los Obispos que se está celebrando en el Vaticano dedicado a los jóvenes.

Contador