Actualizado 17/11/2015 23:04 CET

Musulmanes apelan a la conciencia de los españoles para no caer en islamofobia

Pintada Stop islamofobia
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, ha pedido "no meter en el mismo saco" a los musulmanes y a los yihadistas que cometieron los atentados de París porque el Islam "es una religión de paz", no de "derramar sangre", y ha apelado a la conciencia del pueblo español para no caer en un brote de islamofobia.

"Hace falta cambiar el discurso. Los musulmanes formamos parte integrada totalmente en la sociedad. No pertenecemos a una religión que mata y derrama sangre, el Islam es una religión de paz, armonía y convivencia", ha precisado Tatary en declaraciones a Europa Press, para pedir a los ciudadanos que "no caigan en la trampa de meter a todos en el mismo saco".

Sobre un posible brote de islamofobia tras los atentados de París, Tatary ha apelado a "la conciencia del pueblo español" y ha recordado que en España ya son generaciones de musulmanes nacidos en el país. Según el último Estudio Demográfico de la Población Musulmana elaborado por la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) y el Observatorio Andalusí, en España viven 1,8 millones de musulmanes, de los que casi un 40% son españoles.

"Tal y como dije en 2004 --tras los atentados en Madrid--, ustedes nos conocen, nosotros no pertenecemos a ninguna formación de esta índole y condenamos enérgicamente lo que se ha hecho en nombre del Islam", ha subrayado, al tiempo que ha lamentado que "cualquiera" puede utilizar el nombre de Dios.

"En su momento, formaciones terroristas invocaron la democracia, invocaron la independencia y, sin embargo, nadie les dio la razón porque ellos lo que pretendían simplemente era demostrar que ellos tenían la razón y no la tenían", ha apuntado.

En cualquier caso, Tatary confía en los españoles y en que no habrá un repunte de la islamofobia, y cree que si se produce algún acto contra los musulmanes --como lo que ocurrió esta semana en el pueblo de Don Benito, en Extremadura, donde quemaron la puerta de la mezquita--, vendrá de grupos islamófobos que intentan "hacer daño". "Pero nosotros estamos trabajando también para demostrar nuestra convivencia sana y pacífica con los demás", ha añadido.

Además, el presidente de la CIE, que ha asegurado que en la mezquita central de Madrid ha reinado estos días un ambiente "normal al 100%", ha apostado por "la educación y la formación" de los jóvenes para combatir el terrorismo. "No tenemos otra --ha precisado--. No se trata de quitar libertad a los niños pero al mismo tiempo hay que ayudarles a orientarse adecuadamente".

Para leer más