Osoro pide a los cristianos "recuperar el valor histórico y humanizador de la fe"

Publicado 30/07/2015 10:29:52CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha pedido a los cristianos recuperar "el valor histórico y humanizador de la fe", en la carta pastoral de esta semana.

En la epístola, Osoro se dirige a los creyentes y a todos aquellos "que buscan la verdad" para prevenir sobre "las tres tentaciones": ideologizar la fe, privatizar la Iglesia y su misión, y seleccionar páginas del Evangelio y no acogerlo en su integridad.

Osoro ha considerado que el ser humano "es mucho más que una o unas ideas". Del mismo modo, ha criticado la privatización de la Iglesia "tanto para intereses personales como colectivos", algo que no tiene sentido "cuando se vive la fe plenamente". Además, ha afirmado que "seleccionar páginas del Evangelio según conveniencias no ayuda a vivir el valor histórico y humanizador de la fe".

Para Osoro, "las ideologías destruyen la convivencia entre los hombres", por lo que siempre prevalecerá la Fe, ya que "el Dios vivo es necesario para la unidad de los pueblos". En este sentido, el Arzobispo de Madrid ha asegurado que Dios "rompe los muros de separación, creando comunión y unidad y regala una manera de ser, estar y hacer en este mundo que nos da una configuración moral a nuestras acciones"

Respecto a la privatización de la Iglesia, Osoro ha destacado que "la fe tiene una dimensión social que no permite privatizaciones de ningún tipo". Del mismo modo ha asegurado que "la Iglesia tiene que seguir prestando este gran servicio a la Humanidad y a los pueblos que se hicieron grandes cuando tuvieron conciencia clara de cómo y dónde se alcanza la libertad".

Carlos Osoro ha indicado que tanto la Iglesia como todos los cristianos tienen "una tarea extraordinaria", que es "devolver la confianza en Dios" a todos los que dicen "creer en él e invitar a quienes no creen a creer, haciéndolo con amor y con misericordia".

Así, Osoro ha reiterado la idea de que la fe "no es adhesión a algo, no son dogmas, no son exigencias morales como puntos de partida" sino que la fe es haber encontrado a Dios".

Del mismo modo, ha pedido "sanar interiormente las conciencias", las cuales, ha asegurado, "parece que vuelven a escindirse y desgarrarse por tendencias contrapuestas".