El Papa alienta a los jóvenes a no perder la esperanza: "A través de vosotros entra el futuro en Madagascar"

Publicado 07/09/2019 18:36:13CET

ROMA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco a alentado a los jóvenes de Madagascar a no perder la esperanza y les ha asegurado que a través de ellos el futuro entra en el país y en la Iglesia, durante la Vigilia en el Centro Diocesano de Soamandrakizay, en el marco de su 31° Viaje Apostólico a África, en la que han participado 100.000 jóvenes, según los organizadores.

Tras escuchar los testimonios de varios de ellos, el Pontífice les ha pedido que confíen en sus capacidades y habilidades, "que son muchas", para escribir la página más hermosa de sus vidas, superando la apatía y ofreciendo una respuesta "cristiana". "A ti, a ti y a ti te pido que te preguntes a ti mismo -ha dicho señalando a los presentes-- ¿Puede contar contigo tu patria, Madagascar? El Señor nos invita a ser constructores del futuro contribuyendo a ello con la alegría y la frescura de vuestra fe".

Además, el Papa ha avisado de que se puede errar en el camino y correr detrás de espejismos que prometen una felicidad "aparente, fácil e inmediata" pero que deja el alma a mitad de camino. "Estad atentos, no os quedéis a mitad de camino", ha dicho para pedirles que no se rindan ni caigan en la tentación de pensar que nada puede cambiar.

El Señor, según ha asegurado, es el primero en desmentir todas las voces que buscan adormecerlos y domesticarlos para que nos busquen nuevos horizontes. "Nos pide que no tengamos miedo a ensuciarnos las manos, nos quiere transformar a todos y hacer nuestra vida una misión", ha subrayado.

Sin embargo, Francisco también ha precisado que Dios no quiere "aventureros solitarios" y que es imposible ser discípulo misioneros solo y se necesita el amor de los demás. "El encuentro personal con Jesús es irremplazable pero no en solitario sino en comunidad -ha agregado--. Solos podemos hacer cosas grandes, pero juntos podemos soñar y comprometernos con cosas inimaginables".

Así, ha insistido en que todos son necesarios e importantes y ha pedido a los jóvenes que realizasen un desafío, repetir tres veces la frase "Ninguno puede decir: no tengo necesidad de ti", que los jóvenes presentes han coreado al unísono en malgache.

Finalmente, el Pontífice ha recordado a María, protectora de Madagascar, y la fuerza de su compromiso, como madre de los hijos que caminan por la Tierra "a veces cansados", pero que quieren que la luz de la esperanza no se acabe. "Eso es lo que queremos para Madagascar, que la luz de la esperanza no se acabe. Nuestra madre mira este pueblo de jóvenes que ella ama, aunque en el camino haya ruido, conversaciones y distracciones y le implora para que no se apague la esperanza. A ella, nuestra madre, quiero confiar la vida de todos y cada uno de vosotros, para que nunca os falte la luz de la esperanza", ha concluido.

Contador