Actualizado 26/06/2018 18:07 CET

El Papa y Macron hablan sobre migraciones y el papel que debe adoptar la UE en un encuentro de casi una hora

El Papa Francisco se reúne con Emmanuel Macron en el Vaticano
REUTERS / POOL NEW

ROMA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco y el presidente francés, Emmanuel Macron, han conversado sobre la cuestión migratoria y el papel que debe adoptar la Unión Europea (UE), en un encuentro en la Biblioteca Apostólica del Vaticano que ha durado 57 minutos, según han señalado los medios franceses.

La oficina de prensa de la Santa Sede ha añadido en un comunicado que ambos líderes han abordado cuestiones globales de interés compartido, "como la protección del medio ambiente, la migración y el compromiso multilateral para la prevención y resolución de conflictos, especialmente en relación con el desarme nuclear".

Además, ha señalado que "la conversación también permitió un intercambio evaluación de ciertas situaciones de conflicto, particularmente en Oriente Próximo y África" y que no ha faltado una reflexión conjunta sobre las perspectivas del proyecto europeo.

"Durante las conversaciones cordiales, se han constatado las buenas relaciones bilaterales existentes entre La Santa Sede y Francia, y se ha señalado, con particular referencia al compromiso de la Iglesia y la contribución de las religiones a la promoción del bien común del país", añade el Vaticano.

Macron ha llegado acompañado de su mujer, Brigitte Trogneux, con un retraso de 25 minutos, según ha informado el diario 'La Repubblica', debido a su cita en Palacio Farnese con una delegación de la Comunidad de Sant Egidio, la organización católica que impulsó los corredores humanitarios para los refugiados y que ya ha traído a cerca de 1.100 sirios procedentes del Líbano.

El presidente francés se ha despedido del Papa con un gesto cordial, incluido un abrazo y dos besos. Macron ha obsequiado al Pontífice con un ejemplar antiguo de la novela 'Diario de un cura rural' del escritor Georges Bernanos. Al recibirlo, Francisco le ha agradecido el regalo y ha especificado: "Siempre lo he amado; lo he leído muchas veces y me ha hecho muy bien".

Por su parte, el Papa ha regalado al mandatario galo, como es habitual, la medalla de su Pontificado, que representa a San Martín mientras ofrece su manto al pobre y que hace referencia a la paz. El obispo de Roma también le ha donado sus principales documentos pontificios, entre ellos, las encíclicas 'Evangelii gaudium', 'Laudato Si' y 'Amoris Laetitia' así como su último mensaje para la Jornada Mundial de la Paz que la Iglesia católica celebra el 1 de enero.

Está previsto que esta tarde, Macron, que no se reunirá con ningún representante del Gobierno italiano, tome posesión de su cargo de 'canónigo de honor' en la basílica de San Juan de Letrán en Roma.