El Papa pide oraciones y solidaridad para las víctimas de tornados e inundaciones en EEUU, Inglaterra y Paraguay

Actualizado 30/12/2015 11:36:20 CET

ROMA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha invitado a rezar por las víctimas de las "calamidades que estos días han golpeado EEUU, Gran Bretaña y América del Sur, especialmente en Paraguay causando por desgracia víctimas, muchos desplazados y cuantiosos daños", durante la audiencia general de este miércoles, 30 de diciembre, la última del 2015.

"Que el Señor dé consuelo a esas poblaciones, y que la solidaridad fraterna les ayude en sus necesidades", ha agregado el pontífice argentino.

Sentado en el palco de frente a la basílica de San Pedro y ante miles de fieles, Francisco ha invitado a dejar a un lado todo "pretexto de autonomía para acoger la verdadera forma de libertad que consiste en saber quién se tiene delante y servirle".

En la catequesis, ha defendido a la infancia al reflexionar sobre la devoción al Niño Jesús y sobre la tradición de hacer el Belén en casa. "Dios es humilde, que se ha hecho pequeño, ante nosotros que somos orgullosos y llenos de vanidad", ha explicado.

En esta línea, ha señalado que toda la vida terrenal de Dios "es revelación y enseñanza" también la infancia de Jesús que se recuerda en Navidad. "Para crecer en la fe tenemos necesidad e contemplar Jesús Niño", ha señalado el Papa.

"LOS NIÑOS QUIEREN LA ATENCIÓN DE LOS ADULTOS"

Por ello, ha manifestado que "es una bella actitud que los padres y abuelos miren a los niños para ver qué están haciendo". "Los niños quieren la atención de los adultos ellos deben estar en el centro, no por orgullo sino porque tienen que sentirse protegidos", ha señalado.

Asimismo, ha recordado la "responsabilidad" que tienen los adultos de "protegerlos". "El niño desea estar entre nuestros brazos, ser asistido y cruzar su mirada con la nuestra. A los niños les gusta jugar", ha explicado. Así, ha llamado a abandonar toda lógica adulta "para entrar en la suya". "Si queremos que se divierta es necesario entender lo que le gusta y no ser egoísta y obligarle a hacer cosas que nos gustan a nosotros", ha evidenciado.

Así, ha invitado a los fieles a ponerse al servicio del Niño Jesús "fuente de amor y serenidad" y a "besar" su figura en el Belén y pedirle la gracia de la "humildad".