Prueba de idiomas y test para subir nota en la nueva selectividad

Actualizado 14/11/2008 22:59:02 CET
EP

MADRID, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó el Decreto que modifica la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), conocida como selectividad, y que comenzará a funcionar con los alumnos que finalicen el Bachillerato en 2010. Entre las medidas tomadas destaca que se permitirá subir la nota haciendo un test relacionado con materias relacionadas con la carrera deseada. Dos años más tarde, entrará en vigor otra medida, que consisten en una prueba oral en un idioma extranjero a elegir entre Inglés, Francés, Alemán, Portugués o Italiano.

"Es necesario adaptar a los cambios y nuevas necesidades de los alumnos y la sociedad la forma en la que nuestros jóvenes ingresan en la Universidad", señaló la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Además, también aprovechó para presentar las novedades aprobadas mediante Real Decreto, que entrarán en vigor con los alumnos que finalicen el Bachillerato en 2010, y que fue desarrollada de manera conjunta por los Ministerios de Ciencia e Innovación y el de Educación, Política Social y Deporte.

La nueva selectividad se dividirá en dos fases. En la primera, igual a la actual, se realizará un examen de asignaturas comunes (Lengua y Literatura, Lengua extranjera, Historia o Filosofía, y en su caso, Lengua Oficial). Pero como novedad, a esta misma fase se le añade un examen adicional de una asignatura de la modalidad de Bachillerato elegida (Arte, Ciencias y Tecnología o Humanidades y Ciencias Sociales). Para la calificación, ambos ministerios determinaron que cada examen se puntúe de 0 a 10, y para poder acceder a la Universidad hay que sacar por lo menos un 5 de media.

La segunda parte de la prueba está enfocada a aquellos alumnos que quieran competir por una plaza en una titulación con gran demanda. Por ello, podrán realizar un examen tipo test para subir nota, sobre otras materias de modalidades diferentes a las ya examinadas en la primera fase, y que deben estar relacionadas con la carrera a la que se aspira, aunque no tiene por qué haberse cursado ese Bachillerato, siendo determinadas por cada universidad a principio de curso.

MÁS IMPORTANCIA AL IDIOMA

Dos años más tarde, en el curso 2011-2012, entrará en vigor otra de las medidas aprobadas, que consiste en una prueba oral en un idioma extranjero a elegir entre alemán, francés, inglés, italiano o portugués, las lenguas más habladas en la UE. En este sentido, el decreto recoge que "dos años antes" de su implantación se realizará un estudio para determinar las características específicas de la prueba, y en caso necesario, tomar las decisiones necesarias sobre su implantación.

Además, el Decreto aprobado establece medidas para intentar que la calificación sea más justa. Así, obliga a que todas las pruebas tengan al menos dos opciones para elegir una, y especifica que se deben anunciar antes de los exámenes cómo serán exactamente, y cuales serán los criterios para corregir cada prueba. Por otro lado, se establece que los alumnos deben tener al menos 45 minutos entre cada prueba.

Por otra parte, el Decreto aprobado por el Consejo de Ministros también recoge, por primera vez, que los titulados en Formación Profesional (FP) de Grado Superior, podrán acceder directamente a la Universidad, sin necesidad de realizar una prueba. Además, los mayores de 40 años podrán ingresar acreditando su experiencia laboral.