"Paralizaron obras que hubieran ahorrado muchos de estos problemas"

Actualizado 11/03/2015 12:15:09 CET
Rajoy observa los daños de la crecida de Ebro en la ciudad de Zaragoza, con Rudi
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avisado al Grupo Socialista de que su ejecutivo "paralizó obras que probablemente hubieran ahorrado muchos de los problemas" en las inundaciones del Ebro, durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados, después de que el líder de los socialistas le pidiera una valoración sobre la gestión emprendida.

"Olvidó decirle a la Cámara que pararon las grandes de Yesa y Biscarrués, obras que probablemente hubieran ahorrado muchos de estas problemas, y no debería hacer campañas a costa del sufrimiento de la gente, ni debería desautorizar a los técnicos", ha alertado Rajoy.

Así, frente a las críticas del socialista, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que "el Gobierno ha estado ahí" y por eso desde el 11 de febrero desfilaron por la zona afectada numerosos miembros del gabinete ministerial, además de que se ha trabajado de forma coordinada con las comunidades autónomas y ayuntamientos, así como bomberos, la UME, o técnicos, entre otros, que "han estado a la altura de las circunstancias". "Creo que se hizo lo que había que hacer", ha subrayado Rajoy.

"YO VOY DONDE ME LLEVAN"

Por su parte, Pedro Sánchez ha echado en cara a Rajoy que cuando visitó Zaragoza la semana pasada resumió su asistencia con la frase de 'Yo voy donde me llevan', a su juicio una sentencia que demuestra el problema que tienen los españoles con Rajoy, "un presidente que no empatiza con la gente y que no sabe donde va, y lo que es más grave, que ni está ni le interesa, ni le importa el sufrimiento de la gente".

En este punto, ha criticado que no se haya reunido con los agricultores, ganaderos y vecinos afectados por las inundaciones de toda la Ribera del Ebro, que también afecta a Navarra y La Rioja, no sólo Aragón.

A su juicio, hay cosas que su gobierno podía haber evitado como la inexactitud en el caudal del río, los recortes en el mantenimiento del cauce, y también en el pago de indemnizaciones, ya que sigue pendiente de pago las relativas a las riadas de 2013, Puerto Lumbreras o Lorca.

"Ahora presentan un decreto deprisa y corriendo que es insuficiente. Les diré a ustedes que en esa riada se han dejado muchas cosas por delante y una de ellas su credibilidad como presidente del Gobierno y se esconde cada vez que hay un problema y por eso se ha negado a responder las preguntas de la trama Gürtel, que implican a su partido", ha sentenciado Sánchez.

Antes estas acusaciones, el jefe del Ejecutivo ha preferido centrarse en lo que Sánchez hizo al visitar Zaragoza, "criticar a todos", desde al presidente del Gobierno como a los ministros. "Dio la sensación de que fue a ver si pescaba algo y quiso retirar la pregunta que me hizo porque veía que ya no podía hacer nada", ha concluido.

EL GOBIERNO YA TRABAJA IN SITU

Sobre este asunto, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, también ha tenido que responder a la diputada del PSOE por Zaragoza, Susana Sumelzo, quien ha acusado al Ejecutivo de actuar "tarde, mal y a rastras" en la crecida del Ebro.

En este sentido, la ministra ha asegurado que ya se está actuando sobre el terreno, "allí donde las condiciones lo permiten, y con la máxima agilidad" para "recuperar la normalidad en las zonas afectadas por la crecida.

Al igual que Rajoy, Tejerina ha defendido que el Gobierno ha acabado con la "parálisis" de las infraestructuras hidráulicas, como Yesa y Biscarrués, en Aragón, que estuvieron ocho años paradas; o El Enciso, en La Rioja, que también el exgobierno del PSOE dejó parada.

En este punto, ha destacado la importancia de los embalses para laminar avenidas y evitar situaciones como las vividas. Es más, ha precisado que los embalses han permitido reducir, al menos, 800 metros cúbicos por segundo la punta de crecida.

Sumelzo, por su parte, ha recordado que el Grupo Socialista hace dos semanas solicitó su comparecencia en la Cámara para dar cuenta de las inundaciones del Ebro, al mismo tiempo que le ha recriminado la reducción de inversiones en más de un 40%.

Para leer más