El retraso del prime time perjudica el consumo de TV lineal e impulsa a las plataformas, según GECA

Actualizado 28/05/2019 18:23:08 CET
Mando A Distancia
EUROPA PRESS

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El retraso del inicio del 'prime time' perjudica el consumo de televisión lineal al tiempo que impulsa a las OTTs, plataformas de contenido audiovisual bajo demanda como Netflix o HBO, cuyos usuarios ven una hora menos de televisión lineal.

Así lo pone de manifiesto el primer informe del Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (GECA) sobre el mercado audiovisual en España, que ha sido presentado este martes 28 de mayo en Madrid por el director general de la consultora audiovisual, Enrique Lozano, y el subdirector, Jesús Sánchez Tena.

La investigación apunta que el 'prime time' se ha ido retrasando de forma sistemática. Así, mientras en la temporada 94/95 la hora media de inicio eran las 21.45 horas, en la actualidad se sitúa el comienzo del 'prime time' en las 22.49 horas, es decir, una hora más tarde que cuando nació la televisión privada en los años 90.

En este sentido, el informe indica que estos horarios suponen "una oportunidad" para las plataformas de contenidos bajo demanda ya que ofrecen la posibilidad de "organizar libremente" sus tiempos de consumo. Según ha advertido Sánchez Tena, los horarios del 'prime time' tienen "unos efectos". "Esto no se da en ninguna parte del mundo", ha remachado.

Uno de los efectos que, según el subdirector de GECA, tiene este fenómeno es la caída del consumo. En 2018 se ha registrado el peor dato de la década con 228 minutos al día por individuo, casi 20 minutos menos que en 2012 cuando se registró el máximo. Además, si se excluye el concepto de medición de 'invitados' que se introdujo el año pasado el consumo descendería a 216 minutos de media en 2018.

Asimismo, Sánchez Tena ha destacado que los programas de esta franja horaria empiezan en la actualidad en torno a las 23.00 horas y que la banda ha perdido más de 1,4 millones de espectadores entre 2012 y 2018, hasta situarse por primera vez en una década por debajo de los 16 millones (15.667.000). El pico de espectadores en esta franja se alcanzó en el año 2013 con 17.130.000.

En este contexto, los autores del estudio sitúan el origen de esta situación en la fortaleza que en la actualidad tienen los programas del 'access' ('Tvemos', 'El Hormiguero', 'Supervivientes: Última hora', 'El Intermedio'), de modo que hasta que no terminan no arranca el 'prime time'.

DESPUÉS DEL PICO MÁXIMO DE CONSUMO

"Esos programas se han hecho fuertes y marcan los tiempos", ha afirmado Sánchez Tena, al tiempo que ha agregado que los programas estelares en España empiezan casi 15 minutos después del pico máximo de consumo (22.36 horas).

En su exposición, el subdirector de la consultora ha explicado que en el mercado hispano de Estados Unidos el inicio del 'prime time' se sitúa a las 20.00 horas, mientras que el pico máximo de consumo se registra a las 21.35 horas.

El estudio destaca que los programas del 'prime time' en España extienden su duración pasada la una de la madrugada, es decir, hasta el 'late night', y sostiene que esta práctica no "contrarresta" las pérdidas de consumo anteriores de forma que el apagado de la televisión se produce cada vez más temprano. Además, los 'minutos de oro' se dan cada vez más en los programas del 'access'. De los cinco programas más vistos a 30 de abril, tres de ellos arrancan en torno a las 22.00 horas.

En este contexto, la investigación apunta que los espectadores que cuentan con el servicio de Netflix o HBO ven una media diaria de 170 minutos de televisión, frente a los 228 minutos que se dedican a escala general.

Por edades, los niveles de consumo descienden aún mas entre los jóvenes. En concreto, los niños de 4 a 12 años que reciben Netflix o HBO dedican 83 minutos a la televisión lineal (127 minutos los que no tienen plataformas de pago) y los jóvenes de 13 a 24 años ven la televisión tradicional una media de 79 minutos por individuo, frente a los 106 minutos que dedican los que no reciben OTTs. De este modo, casi la mitad (45,8%) de los espectadores de estas plataformas tiene menos de 45 años, frente al 31,5% del total a escala general.

"Nosotros no queremos ser apocalípticos pero tampoco queremos ser complacientes con lo que está ocurriendo", ha declarado Sánchez Tena, que ha asegurado que la televisión tradicional tiene una "solidez suficiente" por su capacidad de reunir espectadores y de crear experiencias compartidas.

De esta forma, Jesús Sánchez Tena cree que adelantar el 'prime time' sería una iniciativa "muy bien venido" en la industria publicitaria, mientras que Enrique Lozano ha afirmado que "los anunciantes no quieren estar en televisión a partir de la 1.00". Así, consideran que hay que abrir un debate sobre los bloques de programación y los horarios a fin de alcanzar un acuerdo entre todos los sectores.