Actualizado 10/07/2009 01:41 CET

Rubalcaba: "250.000 muertos en carretera son buenas razones para mantener el compromiso"

Ministro de Interiore, Alfredo Pérez Rubalcaba
EP

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló este jueves durante la celebración del 50 aniversario de la creación de la Dirección General de Tráfico (DGT) que las 250.000 "vidas perdidas" en la carretera durante ese tiempo, son "250.000 buenas razones" para mantener el "compromiso" del Gobierno en la seguridad vial.

Así lo aseguró el titular de Interior durante la clausura de un acto de conmemoración de los 50 años de vida de la DGT y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) que se celebró en el Palacio de Congresos de Madrid y que contó con la presencia del director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, el general jefe de la ATGC, Rogelio Martínez Masegosa y el director general de Tráfico, Pere Navarro, entre otros.

Rubalcaba aseguró que la seguridad vial es "una prioridad" del Gobierno y se felicitó del "consenso social y político" alcanzado en este tema. Asimismo, destacó el logro de que los conductores ya no piensen que los accidentes de tráfico son "una maldición que pende sobre ellos", y hayan dejado de "echarle la culpa" de los accidentes a otros y "no asumir su responsabilidad", algo en lo que "los españoles son expertos", indicó.

No obstante, el ministro señaló que "queda mucho trabajo por hacer" y recordó que 25.000 conductores han perdido todos sus puntos del carné de conducir y alrededor de 1.250 están en la cárcel por reincidir en la conducción con altas tasas de alcohol. En este sentido, insistió en que el aniversario de la creación de la DGT y la ATGC es "un buen momento" para "comprometerse" en la lucha con los accidentes de tráfico.

Por otro lado, Rubalcaba destacó la labor que realiza los agentes de la Agrupación de Tráfico de Guardia Civil en la carretera y recordó especialmente a los 311 agentes que han perdido su vida en acto de servicio, el último de los cuales falleció el pasado 15 de junio por culpa de un conductor que se saltó la mediana. "Su tarea es la más dura que realiza la Guardia Civil", subrayó el ministro, antes de presentar una placa en homenaje de los agentes fallecidos.

Durante el acto, se entregaron dos medallas de oro al Mérito a la Seguridad Vial al Hospital de Parapléjicos de Toledo y al Instituto Guttmann, cuyo presidente, Joan Vidal, aseguró que los accidentes de tráfico son "una verdadera plaga de nuestros días que se ceba en los jóvenes" y requirió de "una mayor atención por parte de los responsables políticos para dos consecuencias "terribles" de los siniestros: la lesión medular y el traumatismo craneoencefálico.

También se hizo entrega durante el homenaje de dos diplomas a sendos profesionales de la DGT y la ATGC: el coronel retirado de la Guardia Civil Lorenzo Ortigüela y el funcionario jubilado Eduardo González Novo, que recogieron los diplomas en nombre de todos los profesionales que trabajan en estos dos organismos.

EL ÍNDICE DE MORTALIDAD ES UN 94% MENOR

El año en que se creó la Dirección General de Tráfico (DGT), 1959, murieron en las carreteras españolas un total de 1.678 personas, casi 50 años después, en 2008, la cifra de fallecidos en comparación al volumen de vehículos en circulación fue de unas 102 personas, un 94 por ciento menos.

Así, según los datos de la DGT, en 1959 circulaban por las carreteras españolas alrededor de un millón de vehículos y se produjeron 1.678 víctimas mortales, frente a las 3.082 personas que murieron en accidentes de tráfico en 2008, cuando circulaban más de 30 millones de vehículos.

Poco después de empezar a funcionar, la DGT contaba con una plantilla de 1.492 funcionarios y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con 559; ahora esas cifras se han multiplicado hasta sumar los 5.469 funcionarios y los casi 10.000 agentes que trabajan en ambos organismos.

En estos cincuenta años de vida de la DGT también ha cambiado la composición de los vehículos que circulan por las carreteras. Así, en 1959 había 249.000 turismos y el doble de motocicletas, 498.000 motocicletas, una proporción de motos mayor que la actual. No obstante, pese a estas diferencias, existen similitudes entre ambas fechas: la velocidad ya era una causa importante de accidentes (23%).

A lo largo de este medio siglo el trabajo, los agentes de la Guardia Civil han prestado 24 millones de servicios, en su inmensa mayoría de patrulla en carretera, en cuya ejecución se han invertido más de 204 millones de horas y se han recorrido más de seis mil millones de kilómetros. Además, en este tiempo, se han instruido más de tres millones de atestados por accidentes y se han formulado casi cien millones de denuncias por diferentes infracciones.