La semana estará marcada por el paso de un frente el martes y otro el jueves que dejarán lluvias y bajada de termómetros

Temporal de lluvia en Madrid
MARTA FERNÁNDEZ/ EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 10/12/2018 13:16:53 CET

   MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El anticiclón, que ha marcado el Puente de la Constitución y de la Inmaculada con temperaturas máximas de récord, se irá debilitando y este martes y jueves pasarán sendos frentes que dejarán precipitaciones generalizadas y un descenso térmico, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   La portavoz adjunta de la AEMET, Delia Gutiérrez, ha señalado a Europa Press que la semana ha comenzado con la misma situación anticiclónica que ha marcado la meteorología durante varios días y que ha dado lugar a máximas muy altas y algunas, de récord.

   En concreto, ha indicado que el día 5 de diciembre se registraron varias efemérides. En Albacete-base aérea se alcanzaron 21,1 grados centígrados (ºC), el más alto para el mes de diciembre desde 1939 y en Albacete, 21,9ºC, la máxima más alta para el mes de diciembre desde 1983.

   En Córdoba, el día 5 se alcanzaron 23,3ºC que supera el récord de diciembre desde 1959, una efeméride que se volvió a superar al día siguiente, el 6 de diciembre, cuando se alcanzaron 23,8ºC y, de nuevo se superó la máxima más alta de diciembre desde 1959.

   El día 5, en Cuenca, se alcanzaron 21,3ºC, una máxima que supera al registro más alto del periodo 1981-2010, aunque en 2016 en diciembre se llegó a 21,4ºC. En Calamocha (Zaragoza), se llegó a 20,3ºC, el dato más alto en diciembre de toda su serie, que comenzó en 1992 y ese mismo día, en Teruel se alcanzaron 21,1ºC, también el registro más alto de diciembre en toda su serie, que comenzó en 1986.

   Este domingo, en Palma de Mallorca registraron 23,1ºC, la temperatura más alta para un mes de diciembre en 40 años, desde 1978 y en Salamanca llegaron a 18,3ºC, el récord en diciembre en el periodo 1981-2010, aunque hay una temperatura más alta, de 20,4ºC, que se alcanzó en diciembre de 2015.

   Así, Gutiérrez ha comentado que este lunes se mantiene la misma tónica de temperaturas en toda la Península después de que el domingo las máximas estuvieron entre 1 y 2 grados centígrados de lo normal en buena parte del país y hasta 7 grados centígrados por encima de lo normal en algunos puntos.

   La tendencia a partir de este lunes es el debilitamiento del anticiclón y este martes llegará un frente que dejará nubosidad generalizada y precipitaciones en el noroeste peninsular. El miércoles, de nuevo se espera tiempo estable hasta que el jueves un segundo frente deje precipitaciones generalizadas en toda la Península y Baleares de oeste a este.

   De nuevo el viernes volverá el anticiclón y con él las nieblas y el ascenso de temperaturas. Si bien, la tendencia es que el fin de semana de nuevo pase alguna cola de algún frente y deje lluvias, sobre todo en el norte.

   "Las borrascas están circulando por latitudes más altas que la Península y afectarán al país de forma pasajera, ya que serán poco duraderas y tendrán poca intensidad", ha comentado.

   En concreto, ha dicho que las precipitaciones el jueves serán generalizadas y significativas, ya que se esperan entre 5 y 10 litros por metro cuadrado según las zonas. La cota de nieve se situará entre 1.000 y 1.400 metros de altura en Pirineos y en el resto del país comenzará con 1.200 metros pero descenderá a 700 a 1.200 metros a lo largo de la jornada.

   Las temperaturas diurnas bajarán al paso del frente a partir de este lunes, el martes seguirán bajando en el sur de la Península y el miércoles bajarán "algo más" y de nuevo, el jueves las bajadas se extenderán y terminarán por alcanzar al sureste peninsular. El jueves será el día más frío de la semana, el viernes comenzarán a subir por el norte y el sábado de nuevo subirán de forma "bastante más clara".

   "Con esta bajada paulatina se situarán en valores normales y el sábado subirán ligeramente por encima de lo normal", ha concluido.