Septiembre comienza con una semana inestable que dejará tormentas en el noroeste y noreste y temperaturas en descenso

Tormenta
Europa Press
Publicado 03/09/2018 14:58:46CET

   MADRID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La primera semana de septiembre estará marcada por la inestabilidad atmosférica, sobre todo en el noroeste y noreste peninsular y en el tercio norte, donde se esperan tormentas, algunas de ellas fuertes, al tiempo que las temperaturas experimentarán un descenso y recuperarán los valores normales para estas fechas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

   El portavoz adjunto de la AEMET Rubén del Campo ha explicado a Europa Press que la inestabilidad atmosférica afectará al tercio norte y este martes, sobre todo se prevé en el noroeste por un lado y en el nordeste, por otro. Así, ha pronosticado que este martes habrá chubascos tormentosos en Galicia, Asturias y Castilla y León y también en Cataluña, Baleares, valle del Ebro y Levante donde pueden producirse tormentas fuertes y acompañadas de granizo, sobre todo en el nordeste.

   En cuanto al resto del país, este martes podrán aparecer nubes de evolución y no se descartan tormentas aisladas. En cuanto a las temperaturas, el descenso registrado este lunes respecto a los valores del domingo se repetirá el martes, cuando bajarán de 2 a 4 grados centígrados más y los vientos podrán ser fuertes en las zonas de tormenta.

   Del Campo ha añadido que el miércoles seguirá la inestabilidad atmosférica, sobre todo en el tercio norte, donde se esperan tormentas fuertes acompañadas de granizo sobre todo en la cordillera cantábrica y su entorno, en Navarra, Aragón, Cataluña y en el entorno del sistema Ibérico.

   En el resto de la mitad norte y en Levante se podrán registrar también tormentas dispersas y también podría haber algún chubasco en Baleares, mientras que en el suroeste de la Península y en Canarias no se esperan precipitaciones.

   Este miércoles volverán a bajar las temperaturas, sobre todo en el noroeste, donde caerán de 4 a 5 grados centígrados y se recuperarán los "valores normales o ligeramente por debajo" tras anomalías positivas de este fin de semana en toda España y en especial en Galicia y noroeste de la Península, donde se alcanzaron valores de entre 7 y 11 grados centígrados por encima de lo normal. En toda la mitad occidental el mercurio marcó entre 4 y 7 grados centígrados más de lo normal.

   De hecho, ha destacado la efeméride de la madrugada del pasado domingo en Santiago de Compostela, cuyo aeropuerto tuvo una mínima de 20,3 grados centígrados, la mínima más alta en septiembre en esta localidad desde que comenzaron los registros en 1945. "Es la primera vez que en Santiago de Compostela se produce una noche tropical en el mes de septiembre", ha subrayado.

   Sobre el jueves, el portavoz ha comentado que seguirá la inestabilidad y que los chubascos ese día afectarán al tercio norte y noreste peninsular y ha añadido que de nuevo podrán ser fuertes y acompañados de granizo en el área de Pirineos, sobre todo en el aragonés y catalán, aunque se podrán extender a todo el norte. Del resto de la mitad norte dice que también podrá haber lluvias, sobre todo en el este y en Baleares, pero que serán menos probables cuanto más al sur.

   De nuevo el jueves volverán a descender las temperaturas, ese día sobre todo en el nordeste, donde bajarán entre 4 y 5 grados centígrados respecto al día anterior. "El miércoles bajan en el noroeste y el jueves en el nordeste", resume Del Campo.

   De cara al fin de semana, el portavoz ha indicado que continuarán las precipitaciones y las tormentas en el nordeste y también se podrán extender a otros puntos del norte, del este y de Baleares y bajarán un poco más las temperaturas, sobre todo en el sureste peninsular.

   "El fin de semana parece que seguirá la inestabilidad, más centrada en la mitad oriental, aunque no se descartan en otras zonas. En definitiva: el ambiente inestable persistirá toda la semana", ha comentado.

   En concreto, el martes se esperan máximas de hasta 35 grados centígrados en el sureste, Andalucía oriental, Albacete, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares; de hasta 30 o 32ºC en el centro y meseta norte y de unos 24 a 26ºC en el Cantábrico.

   El miércoles bajarán y "solo se alcanzarán 35ºC en áreas de la región de Murcia y Andalucía oriental, mientras en Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y valle del Ebro, las máximas oscilarán entre los 28 y 30 grados centígrados; en la meseta norte las máximas se quedarán entre 26 y 28 grados centígrados y entre 22 y 23 grados centígrados en el Cantábrico.

   Respecto al jueves ha indicado que seguirán bajando y en la mitad sur y el valle del Ebro el mercurio ascenderá hasta 26 o 28 grados centígrados, salvo en algunos puntos del valle del Guadalquivir donde se pueden superar los 30ºC; en la meseta norte rondarán los 25 a 28 grados centígrados y en el Cantábrico serán algo más frescas, entre 20 y 22 grados centígrados.

SEPTIEMBRE, CÁLIDO Y LLUVIOSO

   En este contexto, Del Campo ha comentado que la semana del 3 al 9 de septiembre se prevé algo más cálida de lo normal en el este, mientras que para el resto del mes no se observa una señal "clara" ni desviación significativa respecto a la climatología y tampoco hay una tendencia sobre el comportamiento térmico del resto del mes.

   Respecto a las lluvias, el portavoz ha señalado que la primera quincena podría ser más lluviosa de lo normal, sobre todo en el tercio norte y, a partir de ahí, la tendencia "más probable" es que la próxima semana será más algo más lluviosa de lo normal en la vertiente mediterránea, pero "no hay una tendencia muy clara para la segunda quincena del mes".

   Por último, ha manifestado que para los meses de septiembre a noviembre, el otoño meteorológico, el escenario más probable es que en el nordeste y Baleares las temperaturas se sitúen algo por encima de lo normal, mientras para el resto de España no hay una señal significativa. Respecto a las precipitaciones previstas para este otoño, Del Campo ha dicho que podría ser algo más lluvioso de lo normal en el cuadrante sureste y en Baleares.