Actualizado 31/12/2007 12:58 CET

Últimos preparativos en el reloj de la Puerta de Sol antes de las campanadas de fin de año

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una delas tres personas encargados del mantenimiento del reloj de la Puerta del Sol, Jesús López Losada, prepara junto a sus dos compañeros lo últimos detalles antes de que el próximo día 31 de diciembre el reloj se convierta en protagonista con las 12 campanadas de fin de año.

En declaraciones a Europa Press, Losada afirmó que aunque el reloj es protagonista cada 31 de diciembre, la preparación de éste se lleva a cabo "durante todo el año". "Como cualquier reloj, todo el año se tiene que llevar perfectamente controlado y preparado para que no falle", comentó.

Sin embargo, Losada reconoció que cuando llega el último día se esmeran "un poco más", sobre todo con el "mecanismo de la bola", ya que "ésta no funciona durante todo el año" y hay que ponerla en funcionamiento, probarla y coordinar la bajada y el sonido con los segundos "para que el día 31 todo sea de una forma continua y salga bien".

Estos últimos preparativos se llevan a cabo "cada dos o tres días" para asegurarse de que todo está bien. Además el día 30 de diciembre por la noche y el 31 se hace exactamente lo mismo "para tener la seguridad plena de que no va a haber ningún sobresalto ni ningún fallo".

Por otro lado, Losada, que se dedica al cuidado y mantenimiento de este reloj desde 1996, comentó como éste reloj de "cuatro esferas y tres campanas" llegó a Madrid en 1.865, como un regalo al pueblo madrileño de José Rodríguez de Losada.