Actualizado 30/04/2012 16:12 CET

Barcelona aceptará una nueva acampada "limitada" en el tiempo

Joaquim Forn
EUROPA PRESS

BARCELONA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer teniente de alcalde de Barcelona y responsable de Seguridad, Joaquim Forn, afirma que el Ayuntamiento está dispuesto a aceptar una nueva acampada de 'indignados' en la plaza de Cataluña en el primer aniversario del movimiento del 15M siempre que no sea permanente.

"Si es una cosa limitada en el tiempo, nosotros podemos aceptarlo. Lo que no podemos aceptar de ninguna de las maneras es que la plaza de Cataluña se convierta en un 'sálvese quien pueda", ha asegurado este lunes, en declaraciones a ComRadio recogidas por Europa Press.

Lo ha dicho después de que este mismo lunes el consejero de Interior, Felip Puig, haya dicho que "no comparte" la amenaza del Gobierno de no dejar acampar, y ha recordado que es el alcalde del municipio quien tiene la competencia de regular la ocupación del espacio público.

Forn ha explicado que no se puede permitir que cuando "esta gente decide marcharse" le cuesten al Ayuntamiento las reparaciones de todas las "fechorías" que se hacen en la plaza alrededor de 400.000 euros, citando así el coste de repararla tras la acampada del año pasado, y que terminó cuando los Mossos la desocuparon.

"A partir de aquí, hay un cierto margen de actuación que podemos entender. Que la gente quiere rememorar, que rememore; pero en todo caso que se haga con corrección, con respeto al patrimonio, a la ciudad y al derecho de los ciudadanos que quieren circular por la plaza de Cataluña", ha concluido.

Forn ya dijo a principios de abril en una entrevista de Europa Press que evitarían una nueva acampada permanente porque está vetada por las ordenanzas municipales, y afirmó: "Sabemos que está prohibido, pues actuaremos en el momento y como corresponda y con la fuerza que corresponda".