Actualizado 26/07/2009 16:50 CET

Los bomberos confirman que el derrumbe del mirador de la playa de Torbas, en Asturias, no ha producido víctimas

OVIEDO, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de la Unidad Canina de Rescate de Bomberos de Asturias y el helicóptero de la Entidad han regresado a su base en La Morgal tras revisar toda la zona y no encontrar personas afectadas, por el derrumbe de parte del mirador de la playa de Torbas, en Coaña.

En el lugar permanecen efectivos de Bomberos de Asturias con base en el parque de Valdés y el jefe de la zona occidental que están procediendo a balizar la zona, apuntó el 112-Asturias en nota de prensa. Hasta la playa también se ha desplazado un técnico del departamento de Protección Civil del 112-Asturias.

El 112-Asturias recibió el aviso, por parte de un particular, a las 11.26 horas. En la llamada realizada se señalaba que en la citada playa había un desprendimiento muy grande de piedras y tierra. No sabían si había alguien atrapado, ni cuándo podría haberse producido el desprendimiento.

Según la información trasladada al 112-Asturias por el coordinador de salvamento de la zona, el desprendimiento llega a cerca del agua, podría tratarse de 40-50 toneladas.

Además de a Bomberos de Asturias y a los responsables de salvamento del municipio, el 112-Asturias comunicó lo sucedido a la Guardia Civil y a título informativo al SAMU.