Actualizado 06/07/2012 21:19 CET

El cantante Francisco alega que sufre 'agorafobia' para no declarar en un juicio por estafa

El cantante Francisco
EUROPA PRESS

ALICANTE, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El cantante Francisco ha alegado que sufre 'agorafobia' para no declarar en el juicio señalado para este jueves pasado en la Audiencia Provincial de Alicante, en el que se le iba a juzgar por un presunto delito de estafa relacionada con el impago de un vehículo de alta gama de la marca Maseratti, según ha informado a Europa Press la abogado que defiende al cantante.

La letrada Mari Carmen Is, encargada de la defensa de Francisco González Sarriá, cantante más conocido como Francisco, ha indicado que su cliente tuvo que suspender un concierto a finales de mayo por un "ataque de ansiedad" que presuntamente arrastra desde entonces.

La abogada defensora de Francisco ha reiterado que "no se trata de escaquearse" y ha recordado que "ante todo ha reconocido el débito" del vehículo, que asciende a unos 80.000 euros.

El psiquiatra del cantante consideró que no era "aconsejable" acudir al juicio en su estado, por lo que la letrada alegó el miércoles estos motivos médicos para aplazar la vista, y el magistrado de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante ha aceptado suspender el juicio hasta enero de 2013.

PRESUNTO DELITO DE ESTAFA

En el juicio, que debía celebrarse este jueves a las 10.30 horas en la sección tercera de la Audiencia Provincial de Alicante, el cantante estaba citado a declarar debido al presunto impago de un vehículo de alta gama de marca Maseratti, valorado en 80.000 euros y adquirido en 2004 al empresario y promotor imnmobiliario Andrés Ballester.

El contrato de compraventa del vehículo se produjo en enero de 2004, según la calificación provisional de la Fiscalía, a pagar "dentro de los seis meses siguientes a la firma del contrato". Transcurrido el plazo, se prorrogó el pago hasta septiembre de 2006 por un montante de 88.400 euros, intervalo en el cual Francisco vendió el coche pero sin pagar la deuda contraída.

El vehículo, según la abogada del cantante, se debía pagar a cargo de unas comisiones que iba a percibir Francisco en concepto de promoción de unas viviendas que pretendía vender Ballester en Altea (Alicante) valiéndose de la fama del cantante.

La venta de esos inmuebles finalmente no tuvo lugar, según la letrada, por lo que el empresario ha acusado a Francisco de estafa por el impago del vehículo, a pesar de que la defensa del cantante ha reiterado que "quiere pagar", pero que este caso debe ir por la vía civil, en lugar de enfrentarse a una acusación de estafa por la vía penal.

PENA DE PRISIÓN Y PAGO DE LA DEUDA

La calificación del Ministerio Fiscal solicita para el cantante una pena de tres años y seis meses de prisión, una multa de 12 euros diarios durante nueve meses, y satisfacer la deuda con el empresario Andrés Ballester que asciende a 88.400 euros.

Al respecto, la abogada del cantante ha indicado que ya existe un procedimiento por la vía civil en el cual Francisco tiene embargadas acciones a su nombre de distintas empresas para responder a la deuda, y que "se opone a ir por la vía penal".

La letrada ha rechazado "aceptar ningún acuerdo" con la acusación particular o la Fiscalía porque "significaría" que su cliente "es culpable", y ha vuelto a destacar que su cliente "quiere pagar pero no por la vía penal".

Por último, la abogada defensora del cantante ha aseverado que su cliente "no es un estafador", ya que "si eso es una estafa, el 90 por ciento de los españoles son unos estafadores".