Actualizado 09/12/2007 15:44 CET

Derrumbe.- Los vecinos lamentan que haya tenido que haber "desgracias personales" para "coger el toro por los cuernos"

El alcalde se reúne con los afectados para informarles personalmente de los hechos ocurridos en la Cuesta del Hospital

SANTANDER, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de la Asociación de Vecinos del Cabildo de Arriba, Yolanda Fernández, lamentó hoy que haya tenido que suceder "una desgracia personal" en el barrio para que se coja "el toro por los cuernos", una desgracia que, aseguró, todos los vecinos sabían que iba a producirse y que "gracias a no sé qué, no ha pasado antes. Ya ha pasado; era una cosa anunciada".

Tras la reunión que los vecinos del Cabildo mantuvieron esta mañana con el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, para informarles de la tragedia y de las medidas que adoptará el Ayuntamiento en el Cabildo, Fernández, en declaraciones a Europa Press, confió en que las muertes de Gumersinda Colmenero y su hijo, Jesús Manuel Gómez, "no sean inútiles".

"Gumersinda era una persona totalmente participativa, en contacto con la asociación del Cabildo; se preguntaba cuándo iba a empezar a hacerse algo en el barrio y si ella lo vería, porque era mayor. Está claro que no lo va a ver, pero espero que su espíritu se traslade al barrio y sus hijos sí lo vean. Es triste, pero es una pérdida que ha servido para algo", manifestó.

Al respecto, resaltó que "por fin" se ha tomado la decisión de realizar una inspección técnica de cada edificio incluido dentro del Área de Rehabilitación Integral (ARI) del Cabildo, una reivindicación en la que "desde siempre" ha insistido la asociación vecinal, y que se vayan a adoptar "decisiones inmediatas" sobre los edificios 10, 16 y 18, colindantes al derrumbando. La portavoz vecinal considera "probable" que el número 16 de la Cuesta del Hospital tenga que ser derribado, "lo que podrá afectar al número 18", dijo.

Para Fernández, "tiene que haber un antes y un después de esta tragedia". Los vecinos del Cabildo, trasladó, "siempre" se han preguntado "hasta cuándo y cuál va a ser el próximo", afirmó su portavoz, para quien ahora las administraciones tienen que adoptar "decisiones importantes" sobre las actuaciones que deben acometerse en el barrio y "contando con que hay personas en cada edificio".

En su opinión, es "responsabilidad de las administraciones local, autonómica y del Estado" no olvidar, durante las actuaciones del proceso de rehabilitación del Cabildo de Arriba, que allí "viven personas, muchas mayores y con limitadas posibilidades económicas".

Fernández defendió que los plazos de actuación "no pueden demorarse" y señaló que el alcalde y la Corporación han trasladado a los vecinos que harán "todo lo posible" para que éstos "se aceleren" y que el regidor estará "en contacto" con la asociación "en todo lo que queda por recorrer, que es mucho".

Finalmente, subrayó que la disposición del Ayuntamiento de realizar una inspección técnica individual de cada edificio incluido en el Área de Rehabilitación Integral del Cabildo y realojar a las personas afectadas es "un primer paso" para "analizar la situación real del barrio".

REUNIÓN CON EL ALCALDE.

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, presidió este mediodía en el Ayuntamiento una reunión con la asociación de vecinos de El Cabildo, a quienes en primer lugar, trasladó las condolencias de toda la Corporación Municipal por la tragedia que se vive estos días en el barrio, según informó el Ayuntamiento en un comunicado.

De la Serna, acompañado de varios concejales del equipo de Gobierno y técnicos municipales, informó a los vecinos de los trámites que venía realizando el Ayuntamiento previamente al desplome ayer del edificio, así como de la marcha de las labores de desescombro y la asistencia a las personas realojadas por los servicios sociales municipales.

También les trasladó los acuerdos adoptados esta mañana en la Comisión de Fomento, entre ellos la inmediata realización por parte del Ayuntamiento de una inspección técnica, que contará con el apoyo de técnicos externos, sobre el estado de todos los edificios del Cabildo, así como del resto de las obras que se estén ejecutando en el entorno.

El Ayuntamiento, indicó De la Serna, habilitará "mañana mismo", en el local de la asociación vecinal, una oficina para atender, informar y colaborar con todos los vecinos, que estará atendida por técnicos municipales de las Concejalías de Urbanismo y Servicios Sociales.

Durante el encuentro, se acordó continuar en la línea de colaboración en la que vienen trabajando conjuntamente el Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos "para poder llevar adelante en el menor tiempo posible" el proyecto de urbanización de El Cabildo, que ya está redactado y donde sólo queda pendiente que los vecinos aporten sus sugerencias al mismo, la apertura en el barrio de una oficina para el ARI que será gestionada directamente por el Ayuntamiento, y la redacción conjunta del Plan Especial de Rehabilitación Integral (PERI) para la ordenación de todos los espacios del entorno.