Actualizado 13/03/2007 17:43 CET

Desmantelado un punto de producción y distribución de marihuana en un local comercial de El Raal (Murcia)

MURCIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil desarticuló el pasado viernes, en la denominada operación 'Chango', un punto dedicado a la producción, distribución y venta de marihuana, a través de un local comercial situado en la pedanía murciana de El Raal.

Además, se detuvo a dos jóvenes de 28 años, identificados como J.J.P. y M.C.C, ambos españoles y vecinos de Murcia, como supuestos autores de un delito contra la salud pública, según informó el Instituto Armado en una nota de prensa, en la que advierte que la operación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevos arrestos.

Igualmente, se intervino gran cantidad de 'cannabis sativa', esto es, marihuana, en distintas fases de producción y dispuesta para su distribución y venta, además de todo tipo de productos para su cultivo, 1.600 euros en efectivo y un vehículo de gama alta.

En concreto, se incautaron 20 plantas de 'cannabis sativa' con un alto grado de tetrahidrocannabinol (THC), de distintos tamaños, además de 2 kilos de marihuana dispuesta para su consumo, alcanzando alrededor de 100.000 dosis en el mercado clandestino.

Las investigaciones se iniciaron a finales del pasado año, cuando el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (Edoa) de la Guardia Civil de Murcia tuvo conocimiento de la existencia de un establecimiento público que podría estar dedicándose a la producción y distribución de sustancias estupefacientes.

Tras las primeras investigaciones, la Guardia Civil pudo conocer como este local comercial era conocido por consumidores en todo el ámbito nacional por su producción de marihuana de gran índice de THC, superior al de la resina de hachís, además de que en el interior del mismo se llevaba a cabo toda la producción de esta sustancia.

Así, se estableció un amplio dispositivo de investigación y vigilancia, con el objetivo de comprobar la supuesta actividad ilícita que se estaba llevando a cabo por este establecimiento público.

Fruto de este dispositivo, la Guardia Civil comprobó que el local estaba muy relacionado con el entorno de la marihuana, en el que además se observó como gran cantidad de personas adquirían todo tipo de productos y sustancias para el cultivo de esta sustancia, como semillas, focos, lámparas de gran potencia, climatizadores, sistema de riego y gran cantidad de productos fitosanitarios, además de marihuana dispuesta para su consumo final.

Tras el análisis de toda la investigación y los indicios obtenidos, el pasado viernes se procedió, previa autorización judicial, a la entrada y registro de este establecimiento público, donde se aprehendió gran cantidad de marihuana, todo tipo de productos para el cultivo de esta sustancia, dinero en efectivo, un vehículo de gama alta y documentación relacionada con la actividad ilícita que se practicaba a través de este local, procediendo también a la detención y posterior puesta a disposición judicial de las dos personas encargadas del establecimiento.

En esta operación, que supone el desmantelamiento de un "importante punto de producción y distribución de marihuana", según las mismas fuentes, intervinieron efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Edoa de Policía Judicial de Murcia, Unidad de Helicópteros y puesto de Santomera.