Actualizado 27/07/2007 21:57 CET

Detenidas a seis personas como presuntas autoras de un delito de tráfico de drogas en Valencia y Almería

Valencia, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en una operación realizada en dos fases, a seis personas en Almería y Valencia como presuntas autoras de un delito de tráfico de estupefacientes, a las que han intervenido un total de 51 kilos de varias sustancias, informaron fuentes de la dirección general de la Policía y la Guardia Civil.

Así, los policías han realizado ocho registros domiciliarios en los que requisaron ocho kilos de cocaína, 43 kilos y 500 gramos de hachís, 464 gramos de marihuana, así como un total de 66.630 euros, tres vehículos dotados de doble fondo, uno de ellos en el depósito del combustible, y los otros dos en el habitáculo del airbag del copiloto, varios útiles para la manipulación de este tipo de sustancias y un aparato de descargas eléctricas, spray paralizantes, y diversa documentación.

En la segunda fase de esta operación, agentes del grupo de estupefacientes de la Jefatura Superior de Policía de Valencia detuvieron la semana pasada en la playa de Gandia, a dos hombres españoles de 27 y 37 años, cuando presuntamente realizaban una transacción de dos kilos y medio de cocaína.

La Policía realizó cinco registros domiciliarios, cuatro en Gandia, y uno en Valencia. En dos de los pisos de Gandia los agentes intervinieron cinco kilos y medio de cocaína, 450 gramos de marihuana, 70 gramos de hachís, así como un total de 33.630 euros, dos kilos de sustancia de la que habitualmente se utilizan para el corte de estupefacientes, batidoras, ollas baldes y balanzas de precisión.

De este modo, según explicaron las citadas fuentes, los investigadores consideraron que uno de estos domicilios era presuntamente utilizado por la organización, para la manipulación, adulteración y corte de la sustancia intervenida.

Asimismo, durante la primera parte de la operación que se inició el pasado 10 de abril, los policías detuvieron en Almería a una mujer y un hombre, de 46 y 40 años respectivamente y ambos españoles, cuando se encontraban en un coche procedente de Marruecos. Los agentes les intervinieron un total de 43 kilos de hachís, envueltos con cinta aislante, que estaban ocultos en el depósito de combustible del citado vehículo.

A continuación, la Policía detuvo en Valencia a dos personas, un hombre de 38 años de origen argelino, en el aeropuerto de Manises; y otro hombre de 32 años, de origen español, en la rotonda del Palacio de Congresos, que supuestamente eran los destinatarios finales de las sustancias localizadas en el coche requisado en Almería.

Tras estas dos últimas detenciones, los agentes realizaron tres registros domiciliarios, dos en Valencia y uno en la Pobla de Vallbona, en los que intervinieron un total de 33.000 euros, además de pequeñas cantidades de cocaína, hachís y marihuana.

Las investigaciones se iniciaron en enero, después de que la Policía tuviese conocimiento de la existencia de un grupo que podía estar dedicándose al tráfico de cocaína desde Sudamérica, para después manipularla, adulterarla, y cortarla en un piso de Gandia; así como al tráfico de hachís desde Marruecos para distribuir en la Comunitat Valenciana.