Actualizado 23/07/2012 18:06 CET

Herido un guardia civil en la frontera de Melilla al evitar la huida de un conductor con un inmigrante oculto

Vehiculo con el doble fondo en el maletero donde iba oculto el inmigrante
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

MELILLA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido después de impedir en la frontera con Melilla la fuga del conductor de un vehículo en el que se hallaba oculto un inmigrante en un doble fondo practicado en un doble fondo construido en la parte del maletero. El inmigrante también tuvo que ser atendido por lo reducido del habitáculo en el que se hallaba escondido.

Los hechos se han producido sobre las 08,00 horas en la frontera de Beni-Enzar cuando el agente ha procedido a la inspección de un turismo de la marca Peugeot, modelo 405, de color negro y matrícula marroquí, que aparentemente iba ocupado únicamente por su conductor, que en esos momentos pretendía acceder a Melilla.

Según ha explicado un portavoz de la 2006 Comandancia, al iniciar el reconocimiento, los agentes han utilizado los sensores detectores de latidos de corazón sobre el vehículo, momento éste en el que el conductor, inició la huida a la carrera con dirección hacia el centro de la ciudad, abandonando el vehículo.

Así, una vez iniciada la persecución, los agentes actuantes lograron interceptarlo y reducirlo en la puerta de entrada del recinto aduanero, "entablándose un forcejeo, producto del cual uno de los guardias civiles resultó herido de carácter leve en su mano derecha".

Seguidamente realizaron un minucioso reconocimiento del turismo comprobando que se le había colocado una chapa en los bajos traseros y subido parte del interior de la base de su maletero, y tras retirar el paragolpes trasero, hallaron un habitáculo donde se ocultaba a una persona de origen subsahariano en su interior, que fue auxiliada a salir y atendida con primeros auxilios, sin que necesitase asistencia médica.

La persona allí localizada, un varón de 19 años indocumentado de origen subsahariano, asegura proceder de Conakry (Guinea) y ha sido puesto a disposición judicial en calidad de testigo y posteriormente entregado al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de la aplicación de la vigente Ley de Extranjería.

Por su parte, el juez ha decretado el ingreso en prisión del conductor, un ciudadano marroquí de 51 años de edad, vecino de Selouane identificado como A.B. y al que ya constaba una detención anterior por hechos similares en el año 1997.

Lo más leído

  1. 1

    PRIMICIA. Comunicado de los abogados de Kiko Rivera

  2. 2

    Abascal comunica al Congreso un préstamo de 736.000 euros para comprar su nueva casa

  3. 3

    Las naves Voyager detectan nueva física única del medio interestelar

  4. 4

    La obra 'Yerma' de Rafael Amargo retrasa su estreno a mañana por lo que se cancela la función prevista hoy

  5. 5

    Oyarzabal sufre una lesión muscular y no jugará en Vitoria