Un millar de personas asisten en Córdoba al funeral del matrimonio fallecido en el derrumbe

Actualizado 23/02/2007 15:06:52 CET

El Ayuntamiento ofrece una vivienda y ayuda psicológica a los hijos de los fallecidos

CÓRDOBA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un millar de personas, entre familiares, vecinos, amigos y compañeros de trabajo asistieron hoy al funeral de Antonio Sánchez y Teresa Fernández, fallecidos el pasado miércoles tras derrumbarse su casa en el barrio de Santa Marina, de la capital cordobesa.

El funeral comenzó a las 10.00 horas en la iglesia de Santa Marina, momento en el que llegaron los dos coches fúnebres con los cuerpos de los fallecidos, seguidos de los familiares y la hija, Maite, de 20 años de edad, que salió ilesa del accidente, ya que había salido de la casa antes del derrumbe.

Durante la misa, los más allegados consolaban a los familiares, que se mostraban rotos de dolor. De hecho, una de los asistentes sufrió una bajada de tensión, por lo que fue necesaria la intervención del servicio de emergencias sanitarias, que finalmente se llevaron a la mujer en una ambulancia convencional.

El portavoz de la familia, José Villarejo, sobrino del fallecido, mostró su "sentimiento de pena y rabia al tratarse de una muerte tan repentina, ya que era un matrimonio que tenían mucha gana de vivir, por lo que es un palo muy fuerte que de pronto estén en su casa durmiendo y mueran en estas circunstancias".

Cabe recordar que en el accidente resultó también herido el otro hijo de los fallecidos, un menor de 13 años, que está ingresado en la UCI del Hospital Reina Sofía y que continúa con su evolución favorable y sin complicaciones después de que ayer se le retirara la respiración asistida. El menor desconoce todavía el fallecimiento de sus padres, ya que los psicólogos aún no han estimado oportuno informarle de tal circunstancia.

De este modo, y puesto que los dos hijos se han quedado sin padres, Villarejo explicó que el Ayuntamiento ha prometido ayudarlos con el ofrecimiento de una vivienda, lamentando que no se la dieran en su momento a sus tíos, ya que habían solicitado una vivienda de protección oficial en varias ocasiones a la empresa municipal de vivienda Vimcorsa.

El portavoz de la familiar informó también de que el Ayuntamiento les ha ofrecido además ayuda psicológica y un trabajo seguro a la hija del matrimonio para que pueda cuidar a su hermano, ya que, como dijo, "va a actuar de madre, amiga, hermana, consejera y ama de casa, por lo que necesita facilidad laboral".

FAMILIA MUY CONOCIDA

Por su parte, los vecinos de los fallecidos afirmaron que se trataba de una familia muy conocida en el barrio y que Teresa ya había denunciado en varias ocasiones el estado en el que se encontraba su vivienda.

De hecho, afirmaron que el día anterior al derrumbe, la mujer comentó que su casa se iba a caer, "pero nadie le ofreció ayuda porque no han querido, por lo que ahora no sirve para nada que el Ayuntamiento les dé un piso porque ya no se les puede devolver la vida".

De otro lado, y en apoyo al hijo menor del matrimonio, Antonio, sus compañeros de colegio, Jesús Nazareno, realizaron hoy, a las 11.00 horas, un homenaje, en el que han leído un manifiesto. Además, los compañeros de trabajo del fallecido, que trabajaba para la Empresa Municipal de Autobuses, Aucorsa, han abierto una cuenta solidaria en apoyo, además de la que ya han creado la Hermandad del Resucitado y la Asociación de Vecinos Casa de Paso de Santa Marina al objeto de recaudar fondos con los que paliar la situación de cierto desamparo económico en que han quedado los hijos.

VIVIENDA PARA LOS HIJOS

Al funeral acudieron también representantes de la institución municipal como la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, el teniente de alcalde de Urbanismo, Andrés Ocaña, el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Francisco Tejada, además de los portavoces del PP y PSOE en el Ayuntamiento, José Antonio Nieto y Antonio Hurtado, respectivamente.

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa explicó que el gobierno municipal "va a trabajar fundamentalmente para que los niños puedan tener un hogar", por lo que informó de que van a hacer los trámites necesarios para que desde Vimcorsa puedan tener una vivienda "de inmediato".

De este modo, informó además de que van a ayudarle a que "esa vivienda esté en condiciones de habitarla porque hay que pensar que necesitan ayuda hasta para la ropa que se tienen que comprar porque se han quedado sin nada y lo han perdido todo".

Asimismo, señaló que para dos vecinas que han sido desalojadas también le están buscando una vivienda próxima a la de los niños, ya que "existían unos lazos de amistad muy fuertes entre ellos". De hecho, la hija ha estado viviendo estos días con una de estas vecinas.

Por otra parte, y en cuanto a la investigación policial, la alcaldesa informó de que el Ayuntamiento está estudiando emprender acciones legales, por lo que los técnicos jurídicos del Ayuntamiento estudian los pasos que tendría que dar el Consistorio porque Aguilar mostró su interés "en conocer todo lo que ha ocurrido y exigir responsabilidades a quien corresponda".

Finalmente, y en relación al estado de las viviendas de la zona donde se produjo el derrumbe, la alcaldesa manifestó que "hay algunos propietarios de viviendas vacías en el casco histórico que no colaboran lo necesario para mejorarlas", de hecho, explicó que en la calle Palomares --donde se produjo el suceso--, esquina con la calle Moriscos, se han hecho algunos requerimientos a sus propietarios para que actuaran.

Por este motivo, Aguilar pidió a los vecinos que vivan en casas de cierta antigüedad y que puedan tener peligro de derrumbe, que se dirijan al Ayuntamiento porque "van a ser atendidos de manera inmediata".