Una empresa de cajas de seguridad se alía con agencias de viajes para ofrecer sus servicios a los turistas

Actualizado 01/04/2014 11:31:26 CET
Espadas_Cruz
Foto: ESPADAS_CRUZ

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La empresa española de alquiler de cajas de seguridad Grupo Inviam, con apenas un mes de vida, se ha aliado entre otros colectivos con agencias de viajes para ofrecer sus servicios tanto a clientes nacionales que viajan fuera de España como a turistas extranjeros de forma que puedan guardar sus objetos de valor en cajas fuertes cuando están fuera de su lugar habitual de residencia.

   Grupo Inviam ofrece la posibilidad de alquilar una caja de seguridad dentro de una cámara acorazada desde una semana hasta un año, con precios que oscilan entre los 50 euros y los 250 euros. La compañía, con sede en Madrid, pretende expandir su negocio creando nuevas sedes en Barcelona, Bilbao y Marbella.

   Sus fundadores, David Sacristán y Alfredo Pina, aseguraron en declaraciones a Europa Press que "el 15% de los clientes que solicitan estos servicios son extranjeros", sobre todo turistas rusos, holandeses, irlandeses, italianos y argentinos que viajan a España.

   Esta empresa especializada en alquiler de cajas de seguridad ubicadas en el interior de una cámara acorazada pretende ser "una alternativa" a los servicios que ofrecen las entidades bancarias, para lo que incluso, defienden, "se ha mejorado el nivel de seguridad exigido por el Ministerio del Interior a las entidades que prestan este servicio".

   La normativa vigente establece un plazo de diez años para que todas las entidades bancarias que alquilen cajas de seguridad adapten sus instalaciones a lo dispuesto en la última orden Ministerial INT/317, de febrero de 2011.

PRIMERA EN OFRECER ESTOS SERVICIOS.

   Esta empresa, la primera en España que ofrece este tipo de servicios desvinculada del sector financiero, pretende aprovechar la desconfianza existente hacia los bancos y el mundo financiero, que según la compañía, ha llevado a varias personas a guardar sus pertenencias en casa antes que en una entidad de este tipo con el peligro que conlleva ante un posible robo, incendio o inundación de su vivienda.

   Una desconfianza que se ha visto potenciada con el inicio de la crisis y que aumenta "de manera muy significativa" en los periodos vacacionales, cuando las personas abandonan sus hogares, según afirmó Sacristán, puesto que es cuando "más se eleva el número de robos". Por ello, desde Interior se recomienda a los viajeros que guarden sus posesiones valiosas en cajas fuertes, "preferiblemente en bancos con cámaras acorazadas".

   En 2013, los robos en viviendas en la Comunidad de Madrid se incrementaron un 11%, al pasar de 14.334 sucesos registrados un año antes a los 15.924 casos delictivos en domicilios, un nuevo aumento tras la subida del 27,1% experimentada en 2012, según el balance del Ministerio de Interior, elaborado con indicadores estadísticos de criminalidad utilizados por la Oficina de la Unión Europea (Eurostat).