Globalia difiere de los hoteleros y dice que los viajes del Imserso son "rentables"

Actualizado 10/06/2019 9:56:14 CET
Hidalgo
GLOBALIA - Archivo
 

Constata una mejora del negocio minorista tras su adelgazamiento y espera superar los beneficios de 2018

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha defendido que los viajes del Imserso, de los que se benefician casi un millón de pensionistas en España, son "un negocio rentable" en el que el grupo está interesado desde su inicio hace más de 30 años, al tiempo que ha admitido no compartir la visión de los hoteleros, que se quejan de que los paquetes ofertados "suponen una rebaja del 8%, 10% y hasta el 12% sobre precios de mercado".

"El hotelero que no quiera participar en el Imserso que cierre y deje a su personal en paro todo el invierno, a nadie se le obliga. Cuando algo no interesa no entiendo que se reclame que se pague más", ha opinado el empresario, tras inaugurar las rutas a Medellín y Panamá de la división aérea del grupo, Air Europa.

Hidalgo, partícipe en la gestión de los viajes del Imserso durante 25 años, advierte de que un retraso de su puesta en marcha "sería un problema", a la espera de la resolución definitiva al recurso de los hoteleros, que mantiene suspendida de forma cautelar su licitación. No obstante, cree que hay soluciones como "la prórroga de las concesiones por un año", como ya se ha hizo anteriormente.

Globalia, a través de Mundosenior --la UTE integrada por Halcón Viajes y Ávoris (Barceló)--, es una de las tres empresas que pujan en la licitación pública para gestionar las dos próximas temporadas del programa en competencia con Mundiplan (UTE formada por Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7) y Traveltino 2009 (Logitravel).

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), dependiente de Hacienda, tiene un mes para pronunciarse de forma sobe el recurso de los hoteleros. El Imserso confía en una resolución favorable y defiende que la pensión inferior a mil euros del 65% de los beneficiarios impide exigirles "más esfuerzo". El precio parte de un mínimo de 23 euros por estancia, un 9,5% más respecto a los 21 euros de temporadas anteriores.

Sin entrar en el fondo del diseño de los pliegos, Hidalgo opina que el servicio que se presta con estos viajes "no debe estar en manos de cualquiera". Cree que se debería "haber tomado nota" de la experiencia pasada, cuando se cambió el criterio de la mesa de contratación que adjudicó los tres lotes a Mundosenior, decisión que se revocó después otorgando el lote de las islas a Mundiplan. En su opinión, "el primer año fue un desastre" al primar la valoración económica y no tanto la profesionalidad y experiencia acumulada.

"No se puede dar la gestión a alguien por precio y luego decir que las tarifas no dan para prestar los servicios que necesita la tercera edad. Nosotros ofrecemos todo (hoteles, autobuses, aviones y agencias) y es un negocio rentable que nos sigue interesando", ha afirmado.

LA CAÍDA EN LAS AGENCIAS DE VIAJES, "YA NO ES UN PROBLEMA".

Por otro lado, Hidalgo ha asegurado que la unidad minorista del grupo, formada por Halcón Viajes y Viajes Ecuador, y su mayorista liderada por Travelplan, están superando "en un 20% las previsiones de ingresos y de acción empresarial" en lo que va de año conforme a lo presupuestado para 2019. Según la memoria anual de 2018, la estimación de crecimiento para 2019 es del 2%.

Si en el ejercicio 2018 la actividad del negocio minorista y mayorista vio mermar sus ingresos, con caídas del 16% y del 4% en su facturación, respectivamente, "lo que podría ser un problema, ya ha dejado de serlo", ha afirmado Hidalgo preguntado por las perspectivas de la compañía y el descenso en estas unidades del negocio.

Las agencias de viajes y Travelplan "han sido muchos años las que han tirado del grupo", pero su estructura que contaba con 1.600 puntos de venta se ha reducido en un 40% desde 2007 con la llegada de la crisis, "un adelgazamiento "que no ha sido gratis", ha apuntado Hidalgo.

La reducción del consumo en las agencias de viajes en favor de Internet y las nuevas fórmulas de la gente joven a la hora de viajar explican el descenso de actividad. "Al haber mucha menos producción y tener que afrontar tantas indemnizaciones para reducir su estructura, dichas áreas no han sido de gran rentabilidad como lo fueron en el pasado, pero este año es el negocio que mejor va del grupo", ha celebrado.

Hidalgo cree que se ha logrado "un punto de equilibrio", que ha sido "muy costoso", por lo que ahora "todo va a ir mucho mejor". "Para el grupo es muy necesario tener la red de distribución, el touroperador y las agencias de viajes que son un arma de trabajo muy importante para los hoteles y la aviación", ha señalado.

El presidente de Globalia espera que el grupo supere este año los resultados de 2018, ejercicio en el que triplicó su beneficio hasta rozar los 49 millones de euros, si bien advierte que dependerá de "muchas cosas" en un negocio como el de la industria turística en el que "puede haber desviaciones".

Hidalgo calcula que en abril de 2020 esté en marcha el hangar previsto en Madrid-Barajas, con un año y medio de retraso, tras invertir 30 millones de euros, y que supondrá la contratación de 400 nuevos mecánicos. Es el único tema que le preocupa cuando se le pregunta si tiene interés en el desarrollo inmobiliario previsto. "Si hay hoteles y tenemos uno en el aeropuerto, encantadísimo, podemos alojar a nuestra gente o en caso de retrasos y cancelaciones, todo lo que son infraestructuras alrededor del aeropuerto siempre nos van a favorecer", ha dicho.

SALIDAS DE LA EMPRESA.

Cuestionado por la corta vida en la empresa de Pedro Serrahima y Juan Arrizabalaga como directores generales con apenas un año y seis meses en la compañía, respectivamente, el fundador de Globalia atribuye sus salidas a "un motivo muy claro; no han sido capaces de encajar" en el grupo.

"Lo que haya ocurrido, yo no lo sé, pero ha sido mi hijo el que tomó la decisión de contratarlos y el que ha tomado la decisión de prescindir de sus servicios", ha aclarado, para añadir que es el director de Finanzas, Miguel Ángel Sánchez, la persona de confianza en este momento al lado de Javier Hidalgo.

"En nuestro grupo es muy difícil que venga alguien a gestionar un edificio que yo he hecho. El edificio no se puede derribar, se podrá mirar si hay goteras o una puerta que no cierra que hay que arreglar, pero no se puede llegar y decir todos estos directivos a su casa. Yo no podía permitir que toda mi gente histórica, en la que confío y funciona, se mandara a casa y se trajera a otros. En esa gestión se ha chocado, una cosa es actualizar las cosas que no están caminando y otra cosa es cambiar y reponer. No ha habido un entendimiento", ha zanjado.

ESTRUCTURA ACCIONARIAL.

En cuanto al accionariado, Hidalgo sigue siendo el primer accionista con el 52% del capital de Globalia, contando con una parte a través su sociedad patrimonial (JJH Capital & Asset Management) y no tiene intención de vender, seguido de su hijo y consejero delegado Javier Hidalgo con el 17%. Sus hijas María José y Cristina, cuentan con un 5,14% y un 7,25%, respectivamente, y la que fuera su esposa Avelina Gutiérrez posee un 5,14%.

Juan Antonio Hidalgo, uno de sus hermanos, ostenta un 9,1% del grupo que vende por 136,5 millones de euros. El fundador de Globalia ha revelado que le propuso a su hermano adquirir su participación por el grupo en autocartera pero "no a ese precio". "A ese precio busca un comprador, pero tendrá que hablar conmigo", le dijo.

Sobre el empresario balear y exministro Abel Matutes, que posee un 5,14% del capital Globalia, Hidalgo destaca que "es un buen socio" del grupo. De hecho, según ha explicado, Palladium Hotel Group ha ubicado a parte de su equipo en la planta baja del edificio de Globalia en Pozuelo, Madrid. "Están como en casa", ha concluido.

Contador

Para leer más