El número de turistas rusos a España crecerá un 10% en 2014, según Natalie Tours

Publicado 21/01/2014 17:14:41CET

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El número de entradas de turistas rusos a España creció más de un 30% en 2013, con respecto al año anterior, consolidando la senda de rápido crecimiento a lo largo de las ultimas dos décadas y convirtiéndose en uno de los mercados emergentes más importantes para el sector, sin embargo este ritmo se ralentizará durante este año, según los touroperadores.

La directora ejecutiva del touroperador Natalie Tours, Natalia Vorobiev, no prevé que el mercado ruso mantenga el nivel de crecimiento y espera que se situé alrededor del 10%, señaló en declaraciones a Europa Press.

La situación económica rusa, con un crecimiento más lento que en periodos anteriores, podría frenar los flujos de turistas rusos hacia España.

Por ello, Vorobieva ha instado durante el VII Foro de Liderazgo de Exceltur a las autoridades españolas a eliminar la exigencia de tener visado para los turistas rusos, o al menos manifiesten abiertamente su "voluntad de hacerlo".

La causa de este crecimiento se encuentra en la mayor flexibilidad en la obtenidos de visados por parte de los ciudadanos del país ruso, que "pueden viajar a bastantes destinos europeos con un único documento".

Para la responsable del primer touroperador en este mercado hacia España, el siguiente paso es que Europa se muestre de acuerdo con Rusia para que no haya visados. "De ser así las cifras de turistas podrían incrementarse mucho", afirmó Vorobieva.

Vorobieva, quien partició en uno de los paneles sobre el impacto de la marca país en la afluencia extranjera, también hizo referencia a la situación de inestabilidad vivida en el norte de África, que ha hecho cambiar las prioridades de algunos clientes a la hora de viajar.

"Muchos de los turistas han cambiado de planes y han elegido España para pasar las vacaciones", afirmó, lo que ha derivado en un mayor flujo de turistas rusos hacia nuestro país.

No obstante, considera que no hay que olvidar los grandes atractivos que ofrece España tanto en su oferta cultural como en su oferta de 'sol y playa'.