La playa de Pinedo, sin bandera azul de calidad por tener zona de perros

Playa Pinedo no tendrá bandera azul por los perros
EUROPAPRESS
Publicado: viernes, 1 julio 2016 10:50

VALENCIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valencia no izará la bandera azul en la playa de Pinedo por ser incompatible con la zona para perros habilitada hace dos semanas en un tramo del litoral junto a las rocas, si bien mantiene el reconocimiento de calidad.

Al respecto, algunos de los vecinos de Pinedo han asegurado este jueves en declaraciones a Europa Press Televisión que la zona para canes es "una idea genial" y que se ha habilitado "en condiciones", y la ven necesaria porque "antes estaba prohibido, la playa para perros más cercana estaba en Gandia y no había nada para soltar a los perros: Es un desahogo muy grande".

Así, dos semanas después de que se inaugurase el área canina, los vecinos han destacado que gracias a esta zona los animales "se lo pasan genial" y los dueños "son muy civilizados y recogen todos los excrementos".

"Los perros son uno más de la familia y es perfecto ir a la playa con tu mejor amigo", ha celebrado una vecina, que cree que "siempre hay gente que se queja por todo".

De esta forma, la mayoría prefiere "tener siete playas" con banderas azules y que una esté dedicada solo para los animales "aunque perjudique a los turistas en verano". De hecho, un vecino piensa que los perros "deberían poder ir a todas las playas" y que habilitar áreas para ellos "es solo una solución a corto plazo de pan para hoy y hambre para mañana".

"SE DEBERÍA COMPARTIR Y NO IMPONER"

Por su parte, dos hosteleros que regentan locales en la playa de Pinedo han explicado que "en principio no ha cambiado nada a mejor ni a peor" desde que los perros pueden entrar, algo que ven "muy bien si los animales están bien educados" porque algunos "ladran y llegan a morder".

Otro encargado de bar ha señalado que, de momento, "viene más gente por los perros, así que sí que beneficia a la hostelería" y ha insistido en la necesidad de "compartir pero no imponer", ya que ve "imposible" compatibilizar las prioridades del comercio local y de los dueños de los perros.