Abre sus puertas en Murcia el Mercado de Correos, con 16 puestos y una variada oferta gastronómica

Imágenes de la inauguración del Mercado de Correos
EUROPA PRESS
Publicado 13/11/2018 14:29:42CET

Impulsado por Lonja de Murcia y Grupo Orenes, estará abierto todo el año

MURCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El emblemático antiguo edificio Correos de Murcia, construido en 1930 y cerrado desde los años 80, ha reabierto este martes sus puertas reconvertido en un Mercado que alberga 16 puestos en sus más de 3.000 metros cuadrados, con una completa oferta gastronómica local, nacional e internacional abierta a todos los murcianos, desde aquellos que quieran tapear por 1 o 1,5 euros hasta aquellos que busquen un "buen pescado fresco o marisco".

Así lo ha hecho saber el consejero delegado de Lonja del Mercado, Miguel Pichardo, en un acto en el que han estado presentes el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras; el alcalde de Murcia, José Ballesta; la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver; el delegado del Gobierno, Diego Conesa; y el presidente del Grupo Orenes, Eliseo Orenes; entre otros representantes políticos, empresariales y de la sociedad civil.

El edificio está situado en la calle Alejandro Séiquer, más conocida por todos los murcianos como calle 'Correos' debido al emplazamiento de este representativo edificio. Ahora, este nuevo espacio de ocio y gastronomía ha abierto sus puertas de la mano de Lonja de Murcia y Grupo Orenes, con una oferta única que "complementa las opciones que actualmente brinda la ciudad de Murcia".

En total, más de 3.000 metros cuadrados cuyo objetivo es "ser un escaparate permanente de la cultura y actividad culinaria de la Región de Murcia y de España, utilizando un modelo que se desarrolla con éxito en otras grandes ciudades del país y del mundo".

El edificio que lo acoge, construido entre 1930 y 1931 y que fue sede de la oficina de Correos en la ciudad hasta finales de los 80, se ha rehabilitado completamente respetando su estructura, su fachada y recuperando numerosos elementos originales.

Ha pasado de ser "un edificio en desuso a lo que esperamos que sea el centro de la actividad cultural y de ocio de la ciudad, con 16 paradas gastronómicas, con comida internacional, local y nacional auténticamente diversa, una barra central enfocada al consumo de bebida y zonas temáticas para el vermú, el vino, la cerveza y la coctelería", según Pichardo. Además, presentará una agenda cultural que dará "contenido" a la vida del edificio y de la ciudad.

En cuanto a la oferta gastronómica, Pichardo ha precisado que los clientes podrán encontrar productos desde 1 o 1,5 euros, con tapas rápidas y pequeñas a precios "muy razonables", y también verán satisfechas sus expectativas aquellos que quieran "algo más" como un buen pescado fresco o un marisco. "Hay para todos los formatos y bolsillos; por cinco o diez euros se podrá tapear perfectamente y tomar bebidas", ha matizado.

DECORACIÓN INSPIRADA EN EL NUEVA YORK DE LOS AÑOS 30

A nivel decorativo, el proyecto ha contado con los "mejores equipos de España" que han aportado su interiorismo basándose en la tradición del propio edificio, según Pichardo, quien ha recordado que la decoración es modernista, inspirada en el Nueva York de los años 30 que le da un "toque 'chic' e industrial". Incluso, cuenta con un contraste "tropical".

La actividad principal del mercado gastronómico se va a desarrollar en la planta baja. En torno a una escalera central, de estilo imperial y a cuyos pies se sitúa una barra central semicircular que actúa como eje de todo el espacio, se ubican 16 paradas o puestos. De ellos, 12 están destinados a diferentes tipos de comida, mientras que los restantes serán para bebidas (cerveza, más de 100 referencias de vino, vermú y café).

El sótano está destinado a todos los servicios auxiliares para el correcto funcionamiento del gastromercado, mientras que las dos plantas superiores se van a utilizar para la organización de eventos culturales o sociales.

Además, el Mercado de Correos va a contar con una terraza cubierta a pie de calle. Estará enfocada a la coctelería y tiene nombre propio: 'El Invernadero'. En un mes comenzará el montaje de la estructura que permitirá su climatización tanto en verano como en invierno.

ATRACTIVO TURÍSTICO

Al acto de apertura ha incluido la apertura de un sobre en un gesto al uso original del edificio. "Culminamos nuestro 50 aniversario inaugurando, tras meses de duro esfuerzo, una obra emblemática que, como el Grupo Orenes, tiene una historia ligada a esta ciudad", según ha explicado el director general de Grupo Orenes, Javier López Cerrón.

Su puesta en marcha supone la creación de 100 puestos de trabajo directos y más de 150 indirectos y se estima una afluencia prevista de más de 400.000 personas al año, lo que lo convertirá en uno de los lugares con mayor afluencia de la ciudad. Con estas cifras, se generará un impacto económico entre 5 y 8 millones de euros, según los gestores.

Ha señalado que el perfil de los trabajadores contratados es gente joven, con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, con una media de en torno a 24 años, así como mayor peso de mujeres, que suman el 65 por ciento del total de la plantilla.

OFERTA GASTRONÓMICA

La oferta gastronómica que ofrece el Mercado de Correos está formada por 16 puestos, entre los que se encuentra 'La Estafeta', que frece recetas de repostería francesa, bombonería, una gran selección de cafés, helados y pastelería artesanal recién hecha; así como 'La Cocina de la Abuela', especializada en empanadas caseras de masa artesana con un gran surtido de rellenos.

'La del pulpo' cuenta con este producto como protagonista indiscutible; mientras que 'La bomba' es una arrocería con diferentes recetas, elaboradas siempre con productos de la huerta murciana y de la costa mediterránea como el caldero. 'Abrásame mucho' contará con unas brasas de carbón para pescado a ración hecho en espeto, todo tipo de mariscos de la costa mediterránea, cortes tradicionales de carne de primera calidad y otros especiales como la picaña brasileña.

'Moshi moshi' ofrecerá comida japonesa; 'La central de Correos' es la barra principal, destinada a calmar la sed; 'El timbre' es un puesto cuyo producto estrella es el jamón ibérico de bellota junto una gran selección de charcutería.

Por su parte, 'El disparate' estará especializado en guisos y verduras frescas; 'Ciao bella' es el italiano del Mercado; 'La buena correspondencia' es un espacio para la fusión con una cocina mexicana-peruana; y 'El sello' brinda un rincón para los salazones y ahumados .

'La internacional' es una barra especializada en cervezas de la mano de Mahou; 'El tintero' es una vinoteca con más con más de 65 referencias; 'La Coctelería' cuenta con más de 40 recetas; y 'La Vermutería' será un espacio especializado en aperitivos con vermú.

REFERENTE EN LA REGIÓN

López Miras ha asegurado que este espacio "se tiene que convertir en referente turístico de esta Región", sexta comunidad que más turistas nacionales gastronómicos recibe, por detrás de La Rioja, País Vasco, Asturias, Galicia y Castilla y León, y a la que los visitantes califican con un notable alto en este concepto.

"Este gastromercado debe ser uno de sus ejes centrales del Plan de Turismo Gastronómico 2017-2020 puesto en marcha por el Gobierno regional", ha dicho López Miras, quien ha añadido que "el objetivo del plan es mejorar el posicionamiento de la Región a través de su gastronomía y desestacionalizar el turismo, atrayendo visitantes en todas las épocas del año".

En su intervención, Ballesta ha señalado que "hoy es un día histórico para Murcia, ya que se abre a todos los murcianos este inmueble diseñado y construido entre 1930 y 1931 por Pedro Muguruza, como un punto de visita obligada en la capital de la Región, una iniciativa que se enmarca en el proceso de transformación de la ciudad, y que supone un importante estímulo para el turismo y la actividad económica en el municipio".

Contador