Actualizado 01/12/2016 18:22 CET

Meliá destina 30 millones a reconvertir el Ambassador en un nuevo hotel de lujo en Madrid

Gran Meliá Palacio de los Duques
MELIÁ

Prevé sumar entre 30 y 35 hoteles de su marca de lujo

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Meliá Hotels International inaugura hoy el Gran Meliá Palacio de los Duques de Madrid, su segundo alojamiento de lujo en la capital, de 180 habitaciones y cinco estrellas, que surge de la renovación del antiguo hotel Ambassador, en cuya reforma integral la cadena de la familia Escarrer ha invertido 30 millones de euros.

El nuevo hotel se suma al 'Gran Meliá Fénix', que ya cuenta en la capital, y viene a reforzar la apuesta de la cadena por la expansión de su marca de lujo con la apertura este año del 'Gran Meliá del Mar', en Palma, al que se añadirá el 'Gran Meliá Nacional Río de Janeiro', en Brasil, antes de que finalice el año.

Meliá cuenta actualmente con once hoteles de esta marca, aunque el objetivo de la cadena es ampliar a entre 30 y 35 establecimientos su cartera bajo esta insignia, según indicó el director general de hoteles de la compañía, André Gerondeau.

El acto contó con la asistencia del director general de hoteles de la compañía, André Gerondeau; la directora del Hotel, Inmaculada Palencia; el arquitecto responsable del proyecto de reforma, Álvaro Sans; y los hermanos Sergio y Javier Torres, dueños del restaurante 'Dos Cielos' de Barcelona, que han abierto otro en este hotel.

CLIENTELA EXTRANJERA.

La directora del hotel explicó que prevén que entre un 60% y 70% de su clientela sea extranjera, con predominio de estadounidenses (40%), frente al 25% de nacionales.

El 'Gran Meliá Palacio de los Duques' es fruto de una reforma que ha durado año y medio, del antiguo Ambassador, situado en dos edificios: el convento de Santo Domingo, del siglo XIII, y el palacio de los Duques de Granada de Ega y Villahermosa, del XIX, según se ha detallado en su presentación.

Aprovechando el pasado de los Duques, coleccionistas de arte y apasionados por la pintura de Velázquez, el hotel, con 180 habitaciones, se basa en el legado pictórico del pintor sevillano. Un total de nueve reproducciones han inspirado cada una de las 'suites' y los espacios comunes.

Dispone de tres restaurantes, el Coroa Gallery Loung & Gardens, el Montmartre 1989 Restaurant & Gardens, y el Dos Cielos Madrid de Javier y Sergio Torres, con espacios también en el restaurado jardín del hotel. Además, el hotel se corona con una terraza con piscinas y vistas a algunos de los edificios más emblemáticos de Madrid.

PLANES DE EXPANSIÓN.

En cuanto a sus planes estratégicos, Meliá Hotels International contempla continuar creciendo en Asia, con nuevos hoteles en China, en Indonesia o Bali, aunque también en otras regiones, y en Estados Unidos, donde este año ha abierto dos hoteles, uno en Miami y otro en Nueva York.

Según el director de la división MEA (Europa, Oriente Próximo y África) del grupo, Enrique Ortiz, el foco estratégico le ha llevado a convertirse en la primera hotelera española con presencia en China, EE.UU. o Emiratos Árabes, además de mantener su liderazgo en mercados tradicionales como Europa, en Latinoamérica o el Caribe.

Gerondeau se ha mostrado prudente con respecto a Cuba, debido a los últimos acontecimientos que ha vivido la isla caribeña, donde con 27 hoteles es la cadena española con mayor presencia. No obstante, señaló que no existe preocupación dentro de Meliá por la evolución en este mercado tras la elección de Donald Trump como presidente estadounidense.

El directivo considera que el segmento resort y el de hoteles urbanos "son diferentes" y existen varias dificultades para entrar en el negocio de los 'resorts' en las islas. Además, ha recordado que la compañía está presente en la isla desde hace más de 20 años.