Reino Unido sufre en el segundo trimestre la primera contracción del PIB desde 2012

Publicado 09/08/2019 14:30:36CET
Banderas de Reino Unido y la Unión Europea en Londres
Banderas de Reino Unido y la Unión Europea en LondresTOBY MELVILLE / REUTERS - Archivo

LONDRES, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La economía del Reino Unido registró en el segundo trimestre una contracción del 0,2% respecto de los tres primeros meses del año, cuando creció un 0,5%, lo que supone la primera caída del PIB británico desde el cuarto trimestre de 2012, según ha informado la Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido (ONS), que ha atribuido en gran parte el deterioro de la actividad al cambio en la fecha prevista para el 'Brexit'.

En comparación con el segundo trimestre de 2018, la actividad de la economía británica creció un 1,2%, desacelerándose desde el crecimiento interanual del 1,8% registrado en el primer trimestre.

"El PIB se contrajo en el segundo trimestre por primera vez desde 2012 después de un crecimiento robusto en el primer trimestre. Las manufacturas cayeron tras un fuerte comienzo de año, cuando se adelantó la producción con vistas a la fecha original para la retirada del Reino Unido de la UE", declaró Rob Kent-Smith, responsable de PIB de la ONS.

Entre abril y junio, únicamente el sector servicios aportó crecimiento a la economía, con una expansión del 0,1%, la más débil en tres años, mientras que el sector de producción registró una caída de la actividad del 1,4%, su mayor caída desde finales de 2012.

"El sector de la construcción también se debilitó tras un boyante comienzo de año, mientras que el sector servicios prácticamente no registró crecimiento alguno", añadió Kent-Smith.

En su análisis, la ONS subrayó el impacto de los cambios en el calendario del 'Brexit', cuya fecha fue trasladada desde marzo al próximo 31 de octubre, añadiendo que hay evidencias de que la acumulación que se estaba produciendo en el primer trimestre del año proporcionó un impulso al PIB.

"Creemos que la economía del Reino Unido debería evitar una recesión técnica, y probablemente sea demasiado pronto para hablar sobre recortes de tasas o que el Banco de Inglaterra reanude su ciclo de ajuste", apuntó James Smith, economista de ING para mercados desarrollados, para quien la fuerte subida de los salarios hace que sea aún pronto para hablar de bajadas de los tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra, aunque añade que la institución se encuentra igualmente lejos de reanudar las subidas del precio del dinero.

La cotización de la libra esterlina se debilitaba en relación al dólar tras conocerse la contracción del PIB del Reino Unido, hasta situarse en 1,2054 dólares, frente a los 1,2131 del cierre de ayer, lo que supone el peor cruce de la moneda británica respecto al 'billete verde' desde enero de 2017 y se sitúa un 7,5% por debajo del nivel de los 1,3031 dólares en que cotizaba el pasado 29 de marzo, fecha inicialmente prevista para el 'Brexit'.

En su última reunión de política monetaria, el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) a la baja sus previsiones de crecimiento de la economía del Reino Unido este año y el siguiente, hasta el 1,3% en ambos casos, después de que la institución decidiese de forma unánime mantener los tipos de interés en el 0,75%, mientras que también votó a favor de no introducir variaciones en sus medidas no convencionales de estímulo monetario, advirtiendo de que el sentido de la evolución de la tasa dependerá del impacto y los términos del 'Brexit'.

La entidad rebajó al 1,3% su pronóstico de crecimiento del PIB del Reino Unido en 2019 y 2020, cuando el pasado mes de mayo anticipaba una expansión del 1,5% y del 1,6%, respectivamente, mientras que ha elevado al 2,3% su previsión para 2021, frente al 2,1% proyectado en mayo.

Para leer más