Actualizado 23/06/2018 13:14 CET

El 69% de los huéspedes disfruta más con un diseño interior atractivo, según Booking.com

Habitación Booking
EUROPA PRESS

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 69% de los viajeros vive la experiencia de manera "mucho más memorable" si el alojamiento donde pasa las vacaciones tiene un diseño interior atractivo, según una encuesta realizada por Booking.com a sus usuarios.

En el estudio, realizado sobre una muestra de 19.000 viajeros de todo el mundo, se observó que los factores más importantes a la hora de elegir un alojamiento suelen ser la ubicación (85%), el precio (78%), la cercanía a los servicios del lugar (59%) y la decoración de los alojamientos (18%).

Sobre qué no puede faltar en los alojamientos, los usuarios respondieron que lo más importante es la comodidad (70%), la luz natural (47%) y una decoración moderna (32%), aunque también muchos valoraron la posibilidad de disfrutar de la naturaleza, por los que los espacios abiertos (30%), las zonas verdes (27%) y la sostenibilidad de los alojamientos (25%) son igualmente aspectos muy relevantes. Para el 19%, también es importante que el alojamiento sea diferente y tenga un toque distintivo.

Además, muchos de los elementos necesarios que señalaron los encuestados fueron aspectos que no tenían en sus propias casas. Más de una cuarta parte (26%) dijo que su vivienda no tenía mucha luz natural, uno de cada diez (38%) no tenía acceso a zonas verdes y casi la mitad (46%) afirmó que sus casas no eran para nada modernas, según ha informado el agregador.

Priorizando la comodidad, el 67% de los encuestados admitió que lo primero que querían ver al llegar al alojamiento es una cama cómoda para "tener la sensación de estar como en casa" y el 41% afirmó que, si la cama es cómoda y la habitación agradable, prefiere quedarse en el alojamiento por la tarde en vez de salir a la calle.

Otros de los elementos que los viajeros buscan en sus alojamientos para sentirse como en casa son una cocina totalmente equipada (37%). Además, contar con una cocina bien diseñada y espaciosa animaba a los viajeros a prepararse su propia comida en lugar de salir a comer fuera (47%), lo que demuestra el papel que juega el alojamiento en la experiencia general de los viajeros.