El alquiler vacacional generó en España un impacto económico de 4.397 millones en 2018

Actualizado 04/07/2019 11:46:52 CET
Apartamento turístico en España
Apartamento turístico en EspañaEUROPA PRESS - Archivo

Los usuarios de vivienda turística gastan de media 2.092 euros frente a los 1.606 euros de los de hotel

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alquiler vacacional generó un impacto económico de 4.397 millones de euros en España en 2018, según el VI Barómetro del Alquiler Vacacional en España de la plataforma HomeAway, que indica que los usuarios de vivienda turística gastan una media de 2.092 euros, frente a 1.606 euros de los de hotel.

La vivienda turística ha sido utilizada el pasado año en más de 7,9 millones de viajes por ocio o vacaciones en 2018. De los 4.397 millones de euros que suponen de impacto económico en nuestro país este tipo de alojamiento 3.260 millones de euros corresponden a gastos durante la estancia, de los cuales 1.098 millones fueron en productos y servicios en comercios de cercanía.

La VI del estudio, que ofrece la comparativa entre los usuarios de viviendas turísticas en España en contraposición con los usuarios de hotel, ha sido presentado hoy en Madrid por el director regional para el sur de Europa de HomeAway, Juan Carlos Fernández, y el catedrático de la Universidad de Salamanca y director del estudio, Pablo Antonio Muñoz.

Los datos que arroja el estudio no son comparables con el año anterior dado que se ha cambiado la metodología de estudio, que anteriormente se realizaba apoyándose en la encuesta de INE de ocupación en apartamentos turísticos, y ahora se hace con datos de la encuesta Familitur sobre residentes, lo que representa un cambio en el peso de la participación de las CC.AA., pertinente para una muestra nacional. También se ha modificado el periodo de referencia comparable de dos años a uno.

Entre sus principales conclusiones destaca que los usuarios de vivienda turística son fieles a esta modalidad, ya que en el 47,2% de los viajes que realizan, sólo buscan este tipo de alojamiento para sus viajes de ocio y vacaciones.

Además, la vivienda turística y el hotel son complementarios ya que según los datos recopilados el 81,3% de los usuarios encuestados que se han alojado en una vivienda turística en 2018, también han utilizado hoteles.

El barómetro refleja que el gasto de media total por parte de los usuarios de vivienda turística es de 2.092 euros. De este total 503 euros pertenecen a alquiler lo que suponen un 24% del total. En el caso de los hoteles el gasto medio es de 1.606 euros, de ellos 518 euros fueron para alojamiento, un 32% del total.

Respecto a los gastos vinculados a la estancia, los usuarios de vivienda turística gastan de media 1.589 euros, frente a los 1.088 euros de los usuarios de hotel.

El gasto medio de estancia por persona por parte de los usuarios de vivienda turística es de 413 euros, de los que 235 corresponden a gastos por compras y consumo. Un 59,2% de este gasto se realiza en la cercanía del alojamiento. En el caso de los usuarios de hotel, durante su estancia gastan de media 411 euros, de los que 210 euros corresponden a compras y servicios (un 48,4% cerca del alojamiento).

"Estos datos demuestran la importancia de esta industria en España y el enorme valor que aporta a nuestra economía y ciudadanos", según el director regional de HomeAway para el sur de Europa, Juan Carlos Fernández.

MODALIDAD CON GRAN VOLUMEN DE DEMANDA.

El informe indica que, los usuarios de viviendas turísticas han realizado 1,3 viajes por ocio o vacaciones en 2018, 2,8 viajes en el caso de los usuarios de hotel.

La estancia es mayor en esta modalidad alojativa que en hotel. Así mientras en hotel se alojan 3,6 noches de media, en el caso de los usuarios de vivienda turística, la duración media es de 5,3 noches. Respecto al número de personas, 4 personas pernoctan de media en una vivienda turística frente a las 2,7 en el caso del hotel.

Según el estudio, los principales usuarios de vivienda turística son familias (54,8%) seguido de parejas (24,6%), y los amigos (18%). Por el contrario los principales usuarios de hotel son las parejas, con un 43,7% seguido de familias (43,2%).

La ubicación, el precio y el entorno son, por este orden, los principales factores que marcan la elección en ambos tipos de alojamiento. Los usuarios de vivienda turística son más permisivos con la ubicación que los usuarios de hotel.

El 70,6% de los usuarios de vivienda turística, si tuviese una vivienda en propiedad que no utilizasen de forma continua, la ofertarían como vivienda vacacional durante algún periodo del año. Además, los encuestados tienen una actitud favorable sobre la oferta de vivienda de uso turístico en el edificio en el que residen.

Respecto a la forma de búsqueda, las webs especializadas en alojamientos lideran la búsqueda de información, tanto de los usuarios de vivienda turística (59,8%) como de los usuarios de hotel (64%). Además aún siendo el ordenador el dispositivo más utilizado por los usuarios de vivienda turística (70,7%) el uso del móvil adquiere importancia, ya que un 29,3% lo utilizan para la búsqueda de alojamiento (en el caso de hoteles, el 26,4%).

NIVEL DE SATISFACCIÓN.

La satisfacción general con la vivienda turística es de 4,2 sobre 5 puntos. Además a disposición a recomendar la vivienda turística por parte de los usuarios de esta modalidad es alta.

La satisfacción es también positiva con los vecinos. En el caso de la vivienda turística un 97,6% de los casos no ha tenido problemas con los vecinos, además se sienten más integrados en el destino turístico que los usuarios de hoteles.

Para el director del estudio y catedrático de marketing de la Universidad de Salamanca, Pablo Antonio Muñoz, "España cuenta con una oferta adecuada que cumple perfectamente todas las expectativas por ello debe ser más promovida para que las familias y los grupos puedan optar por este tipo de alojamiento".

Se han realizado tres informes específicos con los mismos contenidos, sobre tres comunidades autónomas que son importantes destinos de este tipo de servicio turístico: Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Estos informes se ofrecerán de forma separada el próximo mes de septiembre.

Contador