Actualizado 08/02/2017 15:51 CET

Cinco planes 'low cost' para disfrutar de San Valentín

Planes 'low cost' para pasar San Valentín
EUROPA PRESS

MADRID, 8 Feb. (EPTURISMO) -

San Valentín es una fecha propicia para que los enamorados proclamen su amor a los cuatro vientos y tengan gestos con su pareja, aunque los menos románticos vinculan esta fecha al consumo, es sin duda un buen momento para realizar un escapada y encontrar ofertas a buen precio.

Hay quien sueña con levantarse en una lujosa suite de hotel rodeado de pétalos de rosa y al lado de su pareja, pero hay quien, por economía o simplemente por originalidad, prefiere pasar un San Valentín divertido, en contacto con la naturaleza y con un precio mucho más reducido.

Para todos ellos, desde EPTurismo presentamos cinco planes divertidos y originales para celebrar un San Valentín fuera de los estándares:

ESCALADA PARA LAS PAREJAS AVENTURERAS:

España ofrece innumerables emplazamientos para practicar la escalada. La sierra de Albarracín, en Teruel, la de Bérnia, en Alicante o el Caminito del Rey en Málaga, son solo tres ejemplos en los que practicar escalada mientras se disfruta de unas vistas únicas, es posible.

Si tu pareja y tú sois amantes de la naturaleza y del deporte, la opción de regalarle por San Valentín la aventura de recorrer una ruta de escalada será un acierto seguro.

Eso sí, será importante adaptarla al nivel de vuestra forma física y entrenamiento y no enfrentarse a sectores con demasiada verticalidad si no se va acompañado de un experto y de las medidas de seguridad necesarias.

PASEO A CABALLO:

Los paseos por la sierra son muy poco originales. Por eso, nuestra propuesta va un paso más allá. Regálale a tu pareja un paseo a caballo en un entorno rural y disfrutad del romanticismo, la naturaleza y el aire puro mientras os aprovecháis de los beneficios para la salud que reporta esta actividad que es capaz de mejorar el equilibrio, la confianza y mejora la concentración.

Los que estén cerca de Madrid pueden hacer una ruta por el parque nacional Valle del Lozoya en la Sierra de Guadarrama, a los que les quede más a mano Barcelona por el parque natural del Montseny, los de la zona Norte pueden, les sugerimos las del Bosque Valseras, en Asturias, o las de Urbasa, al noreste de Navarra y la de Etzia, en Álava.

Para los que estén más al sur, las ofertas también son muchas. Algunos ejemplos de dónde disfrutar este agradable paseo pueden ser la Sierra de las Nieves, en Málaga, la Sierra Norte de Sevilla o por la dehesa extremeña.

DISFRUTAR DE LAS ESTRELLAS:

En Canarias, en la parte alta de las islas de Tenerife, La Palma o Fuerteventura, se puede disfrutar de una manera inigualable de este espectáculo nocturno, así como en las zonas menos iluminadas del resto de islas de este archipiélago y del balear.

Los peninsulares, por su parte, necesitarán alejarse de los cascos urbanos para poder observar el cielo sin los efectos de la contaminación lumínica.

Algunos puntos recomendables para disfrutar al máximo de una romántica noche bajo las estrellas son la Sierra de Gredos, en Ávila, el parque natural de Monfrague, en Cáceres, o el parque astronómico de Montsec, en Lérida.

ACAMPADA EN LA NATURALEZA:

Acampar en la naturaleza también es un plan muy romántico que además de reportar cosas buenas para la salud, puede ayudar a mejorar la comunicación de la relación y a reducir los niveles de estrés.

Si además se quiere añadir una dosis extra de romanticismo, se puede recurrir a regalar una noche en uno de los conocidos como 'glampings', unos campings con 'glamour' que se han puesto muy de moda.

Según la Guía Repsol de 2016, entre las seis mejores opciones de 'glampings' se encuentran el de Cabañas en los árboles, a 26 kilómetros de Vitoria.

RUTA EN COCHE:

Una ruta en coche también es una buena opción para pasar un día diferente y es que, en todos los rincones de la geografía española hay un secreto que descubrir.

La ruta de la Costa da Morte, en Galicia es una buena opción para disfrutar de las puestas de sol y la majestuosidad del mar, como también lo son las rutas de los Pueblos Blancos en Andalucía o para las parejas amantes de la historia, la del Cister, en Tarragona, que recorre tres monasterios cistercienses y algunos de los pueblos medievales más bonitos de Cataluña.