Publicado 18/04/2014 10:00:13 +02:00CET

Los españoles canjean los puntos de sus programas de fidelización en hoteles nacionales y vuelos

Puerto Banús en Malaga
CRISTINA TRIF

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los españoles eligen los hoteles nacionales y los viajes intercontinentales como fórmulas para canjear los puntos obtenidos a través de tarjetas de fidelización, según datos de la empresa Travel Club, que asegura que construir relaciones con los clientes en base a valores como la "confianza y reciprocidad" es la base de los programas de fidelización.

Este año los españoles han elegido los vuelos a Europa y los hoteles nacionales de cuatro estrellas para redimir los puntos conseguidos con sus compras habituales a través de tarjetas de fidelización.

Así, según un informe de Travel Club, este año han aumentado los vuelos y las estancias en Europa (Londres, París y, Roma, especialmente) de forma muy significativa.

Aunque la categoría líder sigue siendo las estancias en la Península, la mayoría en hoteles de 4 estrellas, con una buena evolución de las estancias en Paradores. Port Aventura también representa una parte importante del volumen total de reservas.

En cuanto a los destinos intercontinentales, que en el total de vuelos siguen representando la categoría más demandada (48.5% del total), destacan ciudades como Buenos Aires, Nueva York, Miami, Bogotá y Lima. En el caso de los billetes peninsulares los socios eligieron Madrid y Alicante.

Travel Club, que premia las compras de sus socios con puntos que canjean por diferentes tipos de regalos, asegura que el viaje es uno de los elementos más importantes de su programa de redención, "tanto por su contenido aspiracional como por el excelente valor de canjeo de puntos que suele representar para el usuario".

Además, "los avances tecnológicos permiten, por una parte, un mejor tratamiento de la información de los clientes y, por otra, una comunicación más eficaz e inmediata con el cliente a través de múltiples canales", aseguró en declaraciones a Europa Press el director general de la compañía, Santiago Pérez de la Puente.

LOS REGALOS MÁS DEMANDADOS.

Según datos de Travel Club más de medio millón de regalos han sido enviados a los domicilios de los socios o a los puntos de recogida designados por ellos. De ellos las categorías belleza, salud y pequeño electrodoméstico concentran el 48%.

Otras importantes opciones son telefonía, menaje del hogar, imagen y sonido e informática, que representan otro 30% de esa cifra. El canjeo de puntos por cheques para la realización de compras adquiere también relevancia este año.

Del total de los 1,5 millones de redenciones realizadas en 2013, el 78% lo ha sido por medios digitales (web, app móvil, SMS), lo que pone de manifiesto que se trata de un usuario con una alta penetración de dispositivos electrónicos.

La importante presencia de categorías como juguetes, videojuegos y entradas para parques diversos (Port Aventura, Parque Warner, Cabárceno, o Sendaviva), denotan también la prevalencia de un usuario de perfil familiar.

BOOM DE PROGRAMAS DE FIDELIZACIÓN.

Durante 2013, cerca de seis millones de socios Travel Club han realizado en torno a 9.000 millones de euros en compras en las diferentes empresas en las cuales han utilizado la tarjeta del programa.

Y es que la crisis económica ha llevado en los últimos años a la proliferación de programas de fidelización, lo que muestra una creciente valoración de las estrategias de retención de clientes por parte de las empresas.

Parte de la eficiencia de estos programas se consigue gracias una migración del mundo 'off-line' al mundo 'on-line' y esto se ha conseguido sacando el máximo partido de las bases de contactos digitales (2,6 millones de correos electrónicos, 2,3 millones de visitas medias mensuales a la web, 600.000 descargas de la App móvil, 260.000 seguidores Facebook).

En Travel Club, con la puesta en marcha de un nuevo plan estratégico, se ha apostado por relanzar su programa de coalición reforzando sus capacidades tecnológicas y de comunicación multicanal, mejorando el atractivo de sus viajes y regalos, y adaptándose con más flexibilidad a las necesidades de las empresas asociadas.

LOS DATOS, EL PETRÓLEO DEL S.XXI.

Y es que desde la compañía se está detectando una generalización de la estrategia de personalización. "Los datos son el petróleo del siglo XXI. Lo más importante es cómo son utilizados. No se trata del 'big data' porque sí, sino de la utilización de datos que son predictivos de la conducta del cliente y relacionados con fidelidad transaccional y emocional, y por tanto más dirigidos a construir una relación", explicó el directivo.

En su opinión de cara al futuro lo más eficaz será construir las relaciones con los clientes en base a valores de veracidad, confianza y reciprocidad.

Para leer más