Exceltur mantiene en el 2% el crecimiento del turismo en España para este año

Actualizado 18/10/2018 13:16:45 CET
Fotos de recurso de turistas en Madrid
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

La actividad turística crece un 1,1% en verano con ritmo del 3,2% en generación de empleo

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ha ratificado hoy su estimación de crecimiento de la actividad turística de un 2% para el cierre de 2018, que ya había avanzado hace pocas semanas, ante la ralentización registrada por el menor dinamismo de la demanda nacional, la recuperación de los destinos competidores como Turquía y Egipto y los efectos negativos de la inestabilidad política en Cataluña.

Exceltur ya avanzó a finales de septiembre que el crecimiento turístico en España en 2018 se situará en el entorno del 2%, por primera vez por debajo del crecimiento previsto para el conjunto de la economía española --una subida del 2,6% del PIB según las últimas estimaciones del Gobierno-- y por primera vez desde 2009.

La estimación de Exceltur se encuentra seis décimas por debajo de la realizada por el organismo en julio (2,6%) ante la ralentización del crecimiento turístico en España más acorde con los fundamentos macroeconómicos actuales y condicionada por la recuperación de la demanda de los competidores.

El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, ha explicado que factores que explican esta caída de las previsiones son el menor dinamismo de la demanda nacional en los principales destinos vacacionales españoles, la fuerte recuperación en los países competidores del Mediterráneo, la prolongación de los efectos negativos del turismo en Cataluña por la inestabilidad percibida por su incertidumbre política. A lo que se une, además, el repunte del precio del petróleo por encima de lo esperado.

"Estamos en un escenario de gradual transformación del escenario y del modelo turístico español. Salimos de un escenario de 'tormenta perfecta' que nos ha favorecido y vamos a otro donde asistimos a una rapidísima recuperación de destinos competidores como Turquía y Egipto a costa de algunos destinos vacacionales españoles como Canarias o Baleares", ha afirmado Zoreda.

De hecho, la fuerte recuperación de los destinos competidores del Mediterráneo Oriental, con el añadido de la depreciación de la lira turca, han seguido afectando a los flujos de turistas de los mercados tradicionales, a los destinos del 'sol y playa' español.

No obstante, el 'lobby' turístico, que aglutina a una treintena de empresas turísticas, ha destacado como aspecto positivo la capacidad de generación de empleo del sector turístico hasta septiembre (3,2%) impulsado por la mayor contratación de empresas de transporte aéreo, las agencias de viajes y las empresas de ocio.

CRECIÓ UN 1,1% EN VERANO.

La valoración del verano es moderadamente positiva, pues la actividad turística creció a una tasa el 1,1% acorde con los condicionantes geopolíticos y macroeconómicos y por debajo de la economía española (2,6%) con una desaceleración de los ingresos turísticos --más por el leve aumento del gasto extranjero que por la afluencia de llegadas que se frenó en verano-- a lo que se añade un menor empuje del esperado de la demanda nacional que "no ha compensado la bajada extranjera", justificó Zoreda.

Los flujos turísticos extranjeros caen notablemente en España en los meses de verano (-3,4%) mientras suben ligeramente sus ingresos (0,7%) en un contexto de buen comportamiento de los mercados americanos y nórdicos, con mayor gasto en destino.

Los mercados de larga distancia con Estados Unidos (+5,8%) y Latinoamérica (+4,7%) a la cabeza, junto al mercado portugués (+7,1%) y nórdico (+8,3%) crecen de forma notable en el verano, mientras el mercado alemán (-11,4%), el británico (-3,3%), el holandés (-10%) y el ruso (-9%) descienden en consonancia con el aumento a los destinos competidores.

Exceltur también alerta del descenso de la media de días de alojamiento que ha registrado una caída del 25% en una década (de 10,5 días en 2009 hasta 7,9 días en la actualidad).

A pesar del descenso de llegadas, los ingresos continúan al alza. Así el aumento de ingresos ante un descenso de la llegada de turistas, refleja una continuada y positiva tendencia de aumento del ingreso por turista del 4,2% en los meses de julio y agosto, pasando de 742,1 euros en los meses de 20117 a los 773,3 euros de 2018.

Por CC.AA., País Vasco, Castilla-La Mancha y Extremadura consiguen cerrar el verano con una generalizada mejora de sus resultados empresariales, mientras los destinos del litoral, principalmente Canarias y Baleares, acusan la presión de los competidores, y Cataluña se mantiene en negativo ante episodios de tensión en calles y playas.

EL BREXIT NO PREOCUPA.

Con todo, anticipa un cuarto trimestre en el que espera cierto repunte de la actividad turística en España, ligada al dinamismo previsto de la demanda nacional, por el turismo de negocios y de eventos y el calendario laboral con varios puentes previstos. Todo ello sumado a la leve mejora del consumo privado en los mercados emisores europeos.

Zoreda ha afirmado que "por el momento no existe un sentimiento de pánico" en el sector turístico español respecto a la llegada del 'Brexit'. "No está teniendo un descalabro como para pensar que supondrá una menor capacidad adquisitiva de los ingleses para que dejen de viajar. Se está más preocupado por el cambio de la libra que con la posibilidad de que éstos dejen de viajar", ha concluido.

Contador