Publicado 16/06/2021 14:02

Los expertos creen que el pasaporte Covid será una medida transitoria y confían en la pronta recuperación del sector

Viajera mirando pasaporte
Viajera mirando pasaporte - CEAV

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El certificado verde digital europeo entrará en vigor en España el próximo 1 de julio y todos los expertos confían que este documento logre salvar el verano e impulsar la llegada de turistas con respecto a 2020, aunque creen que será una medida transitoria que se eliminará en cuanto la OMS anule la declaración de pandemia debido a coronavirus.

En una convocatoria digital conjunta celebrada este miércoles entre Círculo Legal, American Airlines y CEAV se ha analizado en qué consiste este certificado verde digital y cómo afectará a la industria turística en España.

Todos los ponentes se han mostrado de acuerdo con que el pasaporte Covid será una medida transitoria, cuya finalidad es salvar el turismo en 2021 y no saldrá del contexto europeo por las dificultades que entraña el intercambio de datos sanitarios fuera del marco conjunto de la UE.

En este sentido, han coincidido en que es una medida que llega "tarde" y no ha venido acompañada de otras para impulsar el turismo seguro, como la vacunación de los trabajadores del sector turístico o ayudas económicas.

CLAVES JURÍDICAS.

El pasaporte verde europeo tenía el reto de conciliar el derecho a la salud y la libertad, así como la protección de datos personales. En este sentido, según los expertos esta disposición no plantea "ningún problema desde el punto de vista jurídico".

De hecho, tal y como recuerda el abogado Felipe García , socio de Círculo Legal Madrid y responsable del Área de Turismo del bufete "las restricciones de entrada o salida de algunos países con vacunación han estado vigentes siempre" y el derecho a la salud pública "prima sobre el resto".

En cuanto al respeto de la protección de datos como consecuencia del intercambio de información, el abogado ha explicado que, en base a las leyes de protección de datos europeas, rígidas, pero a la vez flexibles en casos "justificados por necesidad", los certificados incluirán "un conjunto muy limitado de información", que en cualquier caso sería necesaria.

Así, los datos que intercambiarán los países entre sí serán el nombre, la fecha de nacimiento, la fecha de expedición y la información sobre la vacuna y así como las pruebas negativas que se haya hecho la persona. "Una vez certificada la información, los países no podrán conservarla", explicó Felipe García.

SALVAR EL VERANO.

La representante de la CEAV Mercedes Tejero ha recordado que la organización "lleva meses pidiendo al Gobierno de España que se implantarán todas estas medidas" y considera que llega "tarde" ya que lo ideal hubiera sido tenerlo activo de forma general el pasado mes de junio.

Coincidiendo con esta idea, durante su intervención, Pedro Giménez, director North Atlantic Joint Business en American Airlines ha lamentado la "tardanza" de los estados miembros y España para agilizar la entrada de turistas ya vacunados, poniendo el ejemplo de Estados Unidos, un país cuya mitad de la población "ya está vacunada" y que supone en zonas como Madrid, el principal foco turístico.

El experto ha explicado que el turismo estadounidense "ya se mueve en niveles previos a la pandemia" y Europa ha reaccionado tarde para captar este mercado de turismo seguro.

En ese sentido, los certificados digitales son complicados porque los gobiernos "no comparten los datos sanitarios con países ajenos al contexto Schengen". "Actualmente los ciudadanos vacunados pueden entrar en la UE, pero con un certificado físico, no digital", ha señalado el experto.

A pesar de ello, teniendo en cuenta las previsiones del Ministerio de Turismo y la posibilidad de que los turistas doblen su número gracias al documento con respecto al año pasado, los extranjeros que visiten España este verano "podrían suponer aproximadamente el 40% de los turistas que llegaron en 2019", ha señalado Mercedes Tejero, "una cifra todavía considerablemente baja con respecto al período prepandemia".

"No obstante, esto puede cambiar en función de algunas cuestiones, como que España entrase en zona verde en el sistema británico, ya que hay mucha demandan embolsada de turista británico que quiere venir, por lo que las previsiones se incrementarían", advirtió la experta.

Más información