Publicado 21/07/2020 17:38CET

Fallece Javier Bustamante Moreno, presidente de Segittur entre 2008 y 2012

Javier Bustamante Moreno fue presidente de Segittur entre 2008 y 2012.
Javier Bustamante Moreno fue presidente de Segittur entre 2008 y 2012. - SEGITTUR

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El que fuera presidente de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur) entre los años 2008 y 2012, Javier Bustamante Moreno, falleció el pasado fin de semana, según ha informado el organismo este martes.

"Todo el personal de Segittur acompañamos en el sentimiento a su familia", ha lamentado el organismo público a través de su cuenta oficial de Twitter.

Bustamante, nacido en San Sebastián en 1947, era licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Barcelona y diplomado en Función Gerencial de Administraciones Públicas por Esade.

Durante su etapa al frente de Segittur, trabajó para el secretario de Estado de Turismo Joan Mesquida, impulsando la innovación y las nuevas tecnologías en el turismo. Sin embargo, el organismo ha señalado que el proyecto por el que se le recordará fue Turismo Senior Europa (Europe Senior Tourism), cuyo objetivo era atraer a España a turistas europeos mayores de 55 años fuera de temporada.

Europe Senior Tourism, el Erasmus Senior, como le denominaba el propio Bustamante, fue un proyecto personal, ya que estaba convencido de que favorecía la desestacionalización turística, reactivando la economía de los destinos fuera de la temporada alta y el mantenimiento y creación de nuevos puestos de trabajo, contribuyendo a la inserción social y facilitando el derecho al turismo para toda la sociedad.

El programa fue creado en el año 2009, inspirado en el Imserso, y en poco tiempo se consolidó como una marca de referencia a nivel europeo en el segmento de los turistas senior de temporada baja, demostrándose enormemente exitoso.

Durante las seis temporadas que estuvo operativo participaron en el mismo más de 150.000 turistas senior europeos, que generaron 1.2 millones de pernoctaciones fuera de la temporada alta y con un impacto positivo en la economía española de cerca de 100 millones de euros.