Les Grands Buffets se queda definitivamente en Narbona con una inversión de 20 millones de euros

Archivo - Les Grands Buffets en Narbona (Francia).- Record Guiness de Quesos con más de 111 variedades.
Archivo - Les Grands Buffets en Narbona (Francia).- Record Guiness de Quesos con más de 111 variedades. - LES GRANDS BUFFETS - Archivo
Publicado: lunes, 1 abril 2024 12:55

Cerca de 20 millones de euros en inversiones para dar un nuevo impulso al Espace de Liberté

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Les Grands Buffets (LGB) ha anunciado que se queda definitivamente en la ciudad de Narbona, concretamente en el Espace de Liberté. El alcalde de Narbona, Bertrand Malquier, junto con el propietario del restaurante, Louis Privat, hicieron público hace unos días esta esperada noticia después de meses de negociaciones que planteaban la posibilidad de trasladar incluso el emblemático restaurante a otra ciudad francesa.

La ciudad de Narbona y los responsables de Le Grands Buffets han llegado finalmente a un acuerdo para que el restaurante más grande de Francia en volumen de negocio, con una facturación estimada de 24 millones de euros en 2023, se quede en esta ciudad francesa que vio nacer al que es denominado 'el teatro culinario más bello del mundo' ostentando entre otros el récord Guiness de quesos con sus 111 variedades.

El acuerdo pone en marcha un nuevo proyecto de desarrollo en el Espace de Liberté, el complejo de ocio y deportes en el que ahora se ubica, lo que permitirá mantener en Narbona este buque insignia de la gastronomía francesa.

El objetivo de este "ambicioso proyecto común" es crear en Narbona uno de los principales puntos de ocio en la región de la Occitania, con cerca de 800.000 visitantes al año.

20 MILLONES DE EUROS EN INVERSIONES.

Tras este acuerdo, la región de la Gran Narbona iniciará un importante programa de transformación del Espacio de Liberté, con una inversión cercana a los 15 millones de euros.

Esta inversión incluirá la creación de nuevos espacios destinados a la ampliación de las actividades de Grands Buffets, en una superficie de casi 2.000 metros cuadrados. El coste de construcción de este espacio (alrededor de 3 millones de euros) se repercutirá en el alquiler que paga cada año LGB, haciendo que esta operación sea financieramente neutra para las finanzas públicas.

El proyecto mejorará la acogida de los visitantes en el espacio separando sus flujos y en particular estableciendo un recorrido específico para los clientes de Les Grands Buffets.

También se acometerá la modernización de la arquitectura del edificio y su renovación energética, así como de los distintos equipamientos de los que dispone (pista de hielo, piscina, bolera).

Para completar el proyecto Les Grands Buffets también invertirá cerca de 5 millones de euros para desarrollar estos nuevos espacios. Para gestionar estas nuevas estructuras la empresa tiene previsto aumentar la plantilla de 220 a 250 empleados.

"Es una excelente noticia y anunciamos que Les Grands Buffets se queda en Narbona" explica el alcalde de la ciudad francesa asegurando que "era necesario conciliar la legítima y sólida ambición de nuestra locomotora gastronómica y turística, los Grandes Buffets, con la necesaria modernización y transformación del espacio".

UN AMBICIOSO PLAN DE DESARROLLO.

Les Grands Buffets, fundado en 1989, es hoy el primer restaurante de Francia en volumen de facturación. Su reputación a nivel europeo atrae cada año a más de 390.000 clientes que además también viajan a diferentes puntos de la Côte du Midi con el objetivo de descubrir su patrimonio histórico, paisajístico o cultural.

El restaurante se caracteriza por la tradición de la mesa francesa, su servicio y el concepto de 'comida a voluntad'. Invita al público a revivir una experiencia en vías de desaparición: el festín clásico francés en forma de buffet repleto de manjares excepcionales.

Los visitantes a LGB pueden recorrer sus galerías de platos preparados y contemplar cómo se preparan sus carnes en la Rôtisserie o el ritual del pato prensado (o pato a la sangre). Presenta un gran espacio dedicado exclusivamente al marisco, con una espectacular fuente de bogavantes o disfrutar de sus más de 50 postres elaborados por sus 7 maestros reposteros.

Les Grands Buffets ofrece a sus clientes todo un espectáculo para la vista y para el paladar en un restaurante que ha batido el Guinness World Records por poseer la mayor colección de quesos del mundo, más de 111 variedades que se distribuyen en un escenario de 30 metros con varias selecciones temáticas que reciben el mimo diario de cuatro especialistas queseros.

Cuenta asimismo con una extensa carta de 70 referencias de vinos que se venden tanto en copa como en botella, entre ellos el mejor Champagne Mercier de Moët & Chandon.

CARCASSONNE TENDRÁ QUE ESPERAR.

Para satisfacer esta ambición permanente y esta excelencia en el servicio que ofrece, el propietario de Grands Buffets había pensado en trasladarse a un nuevo territorio, con el objetivo de crear el primer parque dedicado a la gastronomía francesa.

Una de las ciudades favoritas era Carcassonne, la conocida ciudad amurallada, que realizó una excepcional propuesta de traslado que incluía un nuevo restaurante en un castillo tipo Versalles, con un hotel y una tienda donde poder comprar productos del buffet.

Pero las conversaciones mantenidas durante las últimas semanas entre las autoridades de la ciudad de Narbona han convencido al restaurador Louis Privat para este nuevo proyecto que abrirá nuevos horizontes en Narbona, ciudad que vio nacer a este templo de la gastronomía francesa.

"La calidad del proyecto y su ambición me han convencido de que el futuro de LGB está en Narbona" ha declarado Louis Privat, asegurando que el éxito de Les Gran Buffets se ha construido gracias a los narboneses y al Espace de Liberté.

A partir de una zona de recepción completamente rediseñada se crearán dos nuevos espacios para todos los visitantes: el Grand Salon de The Glacier, un gran espacio de más de 600 metros cuadrados, así como una gran tienda de productos locales que ofrecerá los 365 días del año productos regionales para consumir in situ o para llevar en un entorno de casi 1.200 metros cuadrados.

Todo ello busca ser un homenaje a la gastronomía de la región completado con productos típicos de las gastronomía francesa, una de las reconocidas y valoradas del mundo.

Los pormenores sobre este "ambicioso proyecto común" para el territorio de la región se darán a conocer con detalle en las próximas semanas.

Contador