Publicado 29/03/2019 13:59CET

Aernnova factura un 5,4% más en 2018 y prevé crecer con la compra de compañías "bien situadas"

EUROPA PRESS

El fabricante alavés no prevé su salida a Bolsa antes de tres años

BILBAO, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Aernnova ha cerrado 2018 con una facturación de 740 millones de euros, un 5,4% más, y mantiene su vocación de crecer, pero "dando pasos seguros", según ha afirmado hoy el presidente del fabricante alavés, Iñaki López Gandásegui, lo que va a depender de las "oportunidades de mercado", siempre buscando "comprar alguna compañía que esté bien situada", tal y como acaban de hacer con la norteamericana Structural Integry Engineering (SIE).

López Gandásegui ha protagonizado este viernes la conferencia de la Cámara de Comercio de Bilbao con una intervención en la que ha repasado la situación de la industria aeronáutica, "un sector en continua evolución", y la evolución del fabricante de aeroestructuras que incrementó en 40 millones de euros sus ventas en 2018.

La compañía, que emplea a 4.500 empleos, de los que 500 trabajadores corresponden a la planta de Berantebilla (Álava), ha descartado su salida a Bolsa porque no existe, a corto plazo, "ninguna petición ni presión por parte de los accionistas", aunque "a tres años, podría ser", pero "ahora, no hay necesidad", ha señalado su presidente.

El presidente del fabricante de estructuras aeronáuticas, diseño y elaboración de aeroestructuras como alas, estabilizadores y fuselajes tanto en metal como composites para las principales firmas del sector, ha reiterado que Aernnova tiene "espíritu de crecimiento, pero dando pasos seguros, cuantos más, mejor". "Pero no hay que olvidar que en este momento no hay grandes contratos, por lo que habrá que crecer mediante adquisiciones", ha apuntado.

López Gandásegui ha repasado las principales líneas de actuación de la compañía, en la que entre "el 85 y el 90%" corresponde al diseño de estructuras aeronáutica, con plantas en Euskadi, México y Andalucía.

De cara al futuro, ha restado trascendencia a los discursos que auguran la inminente llegada de los aviones eléctricos, tal y como está ocurriendo con los vehículos. "Todavía no representan un gran volumen de negocio pero está cerca y estamos ante la punta de lanza", ha argumentado.

En esta línea, ha señalado que, en los próximos años, "el centro de gravedad del tráfico aéreo se va a trasladar del eje Europa-Estados Unidos hacia Asia" aunque se ha mostrado convencido de que el mercado "es bastante estable". En ese punto ha citado a Airbus, que junto a Boeing son "los dos grandes productores del sector", con 300 millones de pasajeros transportados anualmente.

AUGE DE CHINA

Ahí, según el presidente de Aernnova, entra 'en juego' China, país que ya es "un gran jugador potencial porque quiere entrar y tiene dinero y está apostando ya por la industria aeronaútica".

En todo caso ha señalado que, por ahora, "tiene limitaciones en materia de tecnología pero estoy seguro que en unos años volaremos en aviones chinos", ha pronosticado, periodo que ha calculado que llegará "no en 5 o 10 años pero sí en 25".

El presidente de la firma alavesa ha remarcado que Aernnova "es una de las empresas que mejor margen de rentabilidad tiene en el sector, pese a que "no es fácil la estabilidad aunque sea una de sus fortalezas".

López Gandásegui ha trasladado que cada 15 años, "se duplica el volumen del tráfico aéreo" en un sector en el que Aernnova mantiene su núcleo de negocio, el diseño de estructuras aeronáuticas que representa en torno a entre el "85 y el 90%" de su facturación.

CONVULSIÓN EN EL SECTOR.

Además, ha recalcado ante los asistentes que mantiene una visión "muy positiva" del mercado aeronáutico a nivel mundial y ha citado las dos noticias que han 'convulsionado' el sector, el anuncio de Airbus de dejar de fabricar el A380 en 2021 y los accidentes en los que se ha visto implicado el Boeing 737 MAX 8.

En relación al A380 de Airbus, el presidente de Aernnova ha afirmado que a él, "a título personal", es un avión que le gusta, "que es relativamente joven, pero al final se ha impuesto el mercado en cuanto a la hora de ver su rentabilidad comercial y han decidido dejar de fabricarlo, lo que es una pena", ha confesado, para añadir que ha tenido una vida comercial "muy corta para la inversión que se ha realizado".

En relación al Boeing 737 MAX 8, tras los fallos técnicos detectados tras los dos accidentes ocurridos, en los que ha habido "muchas víctimas", cree que el avión "se tendrá que corregir, porque hay en juego mucho dinero y vidas aún siendo uno de los modelos más utilizados en el transporte de pasajeros". "Y si dejara de volar, también sería una pena", ha concluido.

Lo más leído

  1. 1

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  2. 2

    El Gobierno prohíbe echar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"

  3. 3

    La génesis de un rayo azul, observada desde la Estación Espacial

  4. 4

    Bruja Escarlata y Visión (Wandavision): ¿Quién es Geraldine y cuál es su conexión con SWORD?

  5. 5

    El Gobierno prohíbe expulsar a 'okupas' si la entrada en la vivienda se produce sin "intimidación o violencia"